17 años de cárcel por alquilar vientres


El alquiler de vientres hizo que surgieran agencias promotoras de los servicios de gestación de bebés

Castigar hasta con 17 años de cárcel a quien explote a la mujer con fines reproductivos, ha sido uno de los grandes logros legislativos de la colimense Mely Romero Celis, en su paso por el Senado de la República.

En entrevista exclusiva con Editorial El Noticiero, explicó que en sus cuatro años como senadora trabajó intensamente presentando múltiples iniciativas de alto impacto social.

El llamado alquiler de vientres, que antes era legal en algunas entidades del país, incluso hizo que surgieran agencias promotoras de los servicios de gestación de bebés.

Comunmente padres genéticos que viven en el extranjero, contrataban a mujeres ofreciéndoles desde $50 mil hasta 150 mil pesos.

La madre gestante corría con los gastos del embarazo, mientras que a los ‘clientes’, por lo general extranjeros, estas agencias les cobraban en dólares.

“La explotación se suscitaba además porque la mujer era objeto de aislamiento, y una vez que se llega al parto, las responsabilizaban si el bebé no era aceptado por los padres genéticos, tras algún problema de salud, discapacidad, malformación, enfermedad congénita o simplemente la apariencia física.”

La iniciativa para que esta actividad se convirtiera en delito formalmente en la Ley General de Salud, fue lanzada por Mely Romero en octubre 2015.

“Ahora es una realidad legislativa y obtuvo el respaldo de senadores del PRI, PAN y PRD”.

Por último, dejó en claro que en la Cámara Alta tuvo un entrenamiento poderoso: “Pude aprender y crecer personalmente, políticamente, profesionalmente. Es una de las experiencias más maravillosas de mi vida”, sentenció.