Tsunami volcánico llegaría a Manzanillo en minutos

Simulacros ya se han convertido en una ‘pachanga’, alerta experto

Víctor Manuel Martínez

Debemos aprender a observar el comportamiento del mar, para detectar con prontitud cualquier señal de peligro, pues muchas veces no se alcanza a avisar que viene un tsunami, ya que estos avanzan muy rápido en alta mar: a alrededor de 900 kilómetros por hora, explicó el experto en protección civil y rescatismo, Alfredo Campos Gómez, quien agregó que en caso que el Volcán Everman en las Islas Revillagigedo generara un maremoto, en cuestión de minutos tendríamos la ola frente a nuestras playas. Dijo que en caso de un terremoto, jamás se debe ir a curiosear el mar, y en caso de verse que se retiran las aguas, hay que dirigirse con calma, pero con prontitud, a una parte alta.

Señaló que hay que evitar el difundir rumores y mentiras sobre el anuncio de terremotos, erupciones, tsunamis y otras catástrofes naturales, lo cual ahora es muy  fácil a través de las redes sociales, siendo esta una actitud irresponsable y ruin, ya que contribuye a generar psicosis, y en ocasiones hay personas que han llegado a sufrir infartos, por dar crédito a noticias falsas.

Agregó que es triste ver que en muchos lugares y hasta en las escuelas, se ha perdido el rigor en la realización de simulacros, que más bien parecen una ‘pachanga’, donde no se dan explicaciones claras, para que los alumnos tomen conciencia que es una preparación para algo que puede pasar, y que sus enseñanzas nos pueden llegar a salvar la vida. Comentó que ya no se hace énfasis en el lema: no corro, no grito y no empujo, que es uno de los principios de la Protección Civil, que difundió este lema desde 1985, y ahora la SEP debe reforzarlo.

Añadió que él es uno de los fundadores del movimiento nacional de Protección Civil surgido en 1985, tras los terremotos en la Ciudad de México, señalando que se ha olvidado a su creador, que es el colimense Miguel de la Madrid Hurtado, presidente al que se le debe un reconocimiento nacional por este hecho, el cual debe ser impulsado por Colima, su estado natal. Comentó que fue algo muy difícil lo que logró, ya que esta organización nacional conjunta todos los niveles de gobierno, a la Marina y al Ejército, a la Policía Federal, al Sector Salud y muchas otras dependencias, siendo el objetivo principal el proteger a las personas y sus bienes.

Por último, mencionó que en el caso de los hogares, se deben conocer los lugares fuertes de la construcción, como son columnas y trabes, no colocar camas cerca de las ventanas y dejar libres de obstáculos los pasillos y salidas, que son rutas naturales de evacuación. Aunque ya no está en activo, ni como voluntario rescatista en la Cruz Roja, ni en Protección Civil Municipal, Campos Gómez sigue participando en todo lo que puede, siendo actividades que le gustan mucho, ya que fue uno de los fundadores en el país de Protección Civil, y en el caso de la Cruz Roja, por su trayectoria recibió del Voluntariado Nacional la condecoración como Comandante Nacional.

Comentarios

comentarios