Incautan 24 toneladas de pollo de Brasil en Manzanillo

30% de la mercancía fue incinerada en Tecomán y el resto enterrada en el Relleno Sanitario local

Jesús Lozoya Baeza

Un cargamento de 24 toneladas de pollo originario de Brasil que llegó al puerto de Manzanillo en 3 contenedores, tuvo que ser destruido por órdenes de la Sagarpa al no cumplir con los requisitos documentales para su importación, además de que el cargamento incluía productos no declarados en el manifiesto de la mercancía.

El delegado de la Sagarpa, Carlos Salazar Preciado, desmintió la versión de los operadores transportistas y dejó en claro que el cargamento no estaba contaminado, sino que al no traer el sello de origen se rechazó el proceso de importación.

Se descartó totalmente que exista un riesgo sanitario en Manzanillo que pudiera poner en riesgo a la ciudadanía; sin embargo, gracias a la alerta de los operadores, se logró esclarecer la situación.

Además de lo anterior, en los contenedores venían productos no declarados en el certificado sanitario y por lo tanto la Sagarpa ordenó la destrucción de la carga conforme lo marca el protocolo.

El puerto utilizó 9 camiones de volteo para sacar la mercancía del recinto y se gestionó usar el incinerador que existe en Tecomán, enviando el 30% de la mercancía.

A través del método de “degradación”, se procedió a trasladar la carga a las instalaciones del Relleno Sanitario del Ayuntamiento de Manzanillo.

Finalmente, en este lugar, los pepenadores y personas que se encontraban ahí, al darse cuenta de la carga que estaban destruyendo, comenzaron llevarse cajas de pollos para quedarse con ella.

Comentarios

comentarios