Magnicidio confirma la dimensión de retos en seguridad

El lamentable hecho le está dando la vuelta al país

El asesinato del alcalde de Ixtlahuacán, Crispín Gutiérrez Moreno, una noticia que le estará dando la vuelta al país en las próximas horas, confirma la dimensión de los retos en materia de seguridad pública de los gobiernos municipal, estatal y federal.

El alcalde de Ixtlahuacán, Crispín Gutiérrez Moreno, fue asesinado a balazos cuando se dirigía a la ciudad de Colima,a bordo de una camioneta en compañía de un chofer cuando cerca de la comunidad de Loma de Fátima, municipio de Colima sobre la autopista Manzanillo-Colima fue emboscado por un grupo armado.

 “Este terrible hecho confirma la dimensión de los retos que tenemos los 3 órdenes de gobierno en materia de seguridad pública”, resaltó el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, a través de un comunicado.

El mandatario estatal condenó y lamentó los hechos en los que perdió la vida el alcalde de Ixtlahuacán, y aseveró que no habrá impunidad y se aplicará la ley con rigor. 

A través de sus redes sociales, el titular del Ejecutivo expresó sus condolencias a su esposa, hijos y demás familiares; así como a toda la población del municipio, “ante tan lamentable suceso que nos llena de indignación.”

El mandatario estatal mencionó que de inmediato se montó un operativo y ya se realizan las investigaciones. Además, afirmó que instruyó al Procurador General de Justicia que sea exhaustivo el trabajo hasta dar con quienes resulten responsables.

Por último, aseguró que hoy más que nunca, reitera a todas y todos los colimenses que no claudicará en la lucha por regresar la tranquilidad y la seguridad a la población.

Comentarios

comentarios