$57 millones cuesta evitar inundación en 3er Anillo

Congestionamiento vial provocado por inundaciones en el 3er anillo periférico | Foto: El Noticiero de Colima

Nuevas calles en la zona norte impermeabilizan el suelo y se va más agua a los arroyos: Desarrollo Urbano

Para atender los puntos más críticos de inundaciones en la zona conurbada Colima-Villa de Álvarez, como son la glorieta de Los Perritos y el puente de Zentralia, se necesitan $27 millones y 30 millones de pesos, respectivamente, para construir un colector pluvial en cada una de estas áreas, indicó el secretario de Desarrollo Urbano, Jesús Sánchez Romo.

En entrevista comentó que ya están solicitados los recursos y para ello se presentaron los respectivos proyectos tanto al Fondo Metropolitano como al Gobierno Federal, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara recientemente una inversión adicional para infraestructura.

“El gobernador Ignacio Peralta está atento en la Conago para ver cuánto tocará para acceder al recurso. Para Colima andamos arriba de mil millones de pesos, pero lo que nos den es bueno, porque queremos hacer obras en comunidades y tenemos en puerta la segunda etapa de la Calzada Galván y otras obras nuevas”, dijo.

Agregó que en cuanto al Fondo Metropolitano, la bolsa existente es de 3 mil 300 millones de pesos para todo el país, “nosotros metimos proyectos por $330 millones para ciclovías, movilidad no motorizada y otras obras en los municipios”.

En el caso específico de la solución a las inundaciones mencionadas, explicó que los colectores en esa zona deberán ser aguas arriba, para desviar todo el líquido de la colonia Lindavista, que es la que está generando el caos.

“En Los Perritos hay un colector, pero no es suficiente porque le llega el agua de la colonia Lindavista, por eso proponemos un colector aguas arribas; sin embargo, el problema no se soluciona con lectores, sino evitando la deforestación en la zona rural, pues el agua que llega a la ciudad es más que antes y con las nuevas calles se impermeabiliza el suelo y se va más agua a los arroyos”.

Agregó que “debemos estar conscientes de no deforestar, cada vez hay más zonas donde plantan aguacates y eso trae mayor cantidad de agua a la ciudad; tenemos que dejar de hacer daño al planeta, recordar que también hacemos cosas malas, como construir casas arriba de los arroyos, la solución es tumbarlas, pero eso no lo voy a plantear yo; sin embargo, lo que no soluciona el hombre, el agua lo soluciona”.