60 abuelitos no han podido recibir pensión


Les dicen que sus tarjetas del Bienestar salieron mal y que esperen hasta nuevo aviso 


Desde marzo de este año hay 60 adultos mayores que recibieron su tarjeta del Bienestar para comenzar a percibir la pensión universal de 68 y más que da el Gobierno Federal, sin embargo hasta el día de hoy, cuando ya pasaron varios meses, no les dan depositado ni un centavo, lo que ya les extraña y les molesta.  

La hija de una beneficiaria, quien desde marzo está esperando sus recursos económicos sin suerte, destacó que les entregaron la tarjeta del Bienestar y primero les dijeron que cobrarían hasta que pasara la veda electoral por las elecciones de junio, cuando ya pasó este proceso, acudieron al cajero y no había ningún deposito a la cuenta.  

“Acudimos a las oficinas del Bienestar y nos dieron un número telefónico para que nos comunicáramos, el 312 314 8950 con extensiones 43112 y 43113, y ahí nos dijeron que 60 tarjetas salieron mal que esperáramos, pero es septiembre y la respuesta es la misma. Luego nos dijeron que marcáramos a México al 800 6394264, pero la respuesta desde hace meses es la misma que no tienen fecha para solucionar el error de las tarjetas electrónicas”, dijo. 

 La hija de la afectada, quien prefirió reservarse los nombres por temor a represalias, dijo que su mamá, de 68 años, ya se siente cansada de este problema, e incluso le ha dicho que ya no tiene caso luchar, le dice “ya no vayas, no nos lo van a dar ese dinero, no tengo suerte”, sin embargo considera que es un derecho que ella tiene y que varias amigas de ella ya están cobrando, por lo que no es justo que solo su mamá no. 

 Cabe destacar que la adulta mayor en mención tiene cáncer y más de 68 años, cumplió todos los requisitos, al igual que las otras 59 personas afectadas igual que ella, sin que les expliquen los motivos. “No sabemos en qué consiste el error. A otras personas ya les está llegando su pensión, menos a mi mamá y a las demás personas que sabemos que existen porque me ha tocado verlas cuando voy a las oficinas de Bienestar, incluso hay personas que van diario, ya que no cuentan con recursos, se les nota su pobreza y tampoco les dan respuesta.  

Una vez me tocó ver a una que había tenido un accidente, iba con el brazo enyesado, también con la esperanza de que le llegara su depósito, pero también la respuesta fue negativa”, dijo. Agregó que muchas personas no tienen ni dinero para comer, por lo que tampoco pueden estar yendo ni estar llamando a los números que les pidieron, “no todas tienen manera de recibir ayuda de hijos o familiares, como a lo mejor mi mamá sí, pero también por esas personas hay que levantar la voz con mayor razón”.  

Asimismo, resaltó que cada que llaman les piden nuevamente todos sus datos, pero no procede nada, e incluso les han pedido que lleven de nueva cuenta sus documentos, cosa que han hecho cada vez, pero el resultado es el mismo. Destacó que piden a la delegada de Bienestar que les ayude a solucionar este problema, ya que no reciben el depósito ni una respuesta concreta.