80% de los robos son cometidos por adictos: Oswy Delgado


Carlos Valdez Ramírez.-

Luego de asegurar que las adicciones son el talón de Aquiles en Villa de Alvarez, Oswy Delgado Rodríguez comentó que de los 900 robos que se suscitan al año, cuatro de cada cinco son cometidos por adictos, motivo por el cual asumirá el compromiso como gobierno municipal de hacer una lucha frontal contra las adicciones.

En visita de cortesía a EL NOTICIERO DE COLIMA, el candidato de la coalición PRI-Pvem-Panal a la presidencia municipal de Villa de Alvarez comentó que a pesar de que la ley obliga la formación de comités de barrio, tiene planeada la creación de comités de seguridad, los cuales velarán por sus vecinos, esto debido a que el robo a casa habitación se da entre las 10:00 de la mañana y 4:00 de la tarde, horario en que las familias no se encuentran; ha habido ocasiones en que los amantes de lo ajeno llegan como si fueran mudanzas a saquear el hogar y esto es porque entre vecinos no se identifican.

“Un vecino puede pensar que es un cambio real de domicilio, pero está frente a un robo. Sucede mucho en las colonias de Villa de Alvarez de reciente creación, donde los vecinos no se conocen y no saben a qué se dedican”, dijo.

Por tal motivo, agregó la importancia de crear programas de interactividad entre ellos, donde participen en actividades de identificación y convivencia.

Explicó que la Seguridad Pública tiene identificadas las colonias que son foco rojo: Arboledas del Carmen, Manuel M. Diéguez y Ramón Serrano.

“Curiosamente no se roba ahí, se trasladan a otras, porque prácticamente se conocen dentro de sus colonias. Independientemente de sus adicciones, existe un respeto hacia sus vecinos”, dijo.

“Lo primero que haremos será un programa integral de prevención al delito, adicciones y violencia intrafamiliar, con el auxilio de cámaras de vigilancia, educación vial, programas de prevención de adicciones, la integración de más elementos para las fuerzas de seguridad, con capacitación integral, no sólo táctico, sino derechos humanos y de trato digno”, añadió.

Se deben adquirir más patrullas, pues en la actualidad se tienen 181 colonias y un promedio de un policía por cada mil habitantes, por lo que para garantizar la cobertura del 100% en los barrios y colonias, se debe de aumentar a un mínimo de 1.5 policías por cada mil habitantes.

Además, aseveró que no sólo será trabajo de la policía, sino que también deben fortalecerse otras instituciones, como Protección Civil, Cruz Roja, Bomberos y albergues, con el objetivo de tener algo integral.

Como se recordará, Oswy Delgado fungió como director de Tránsito y Vialidad de Villa de Alvarez, en la presidencia de Enrique Rojas y cuando recibió el encargo en 2012, no existía un mando como tal, al que los policías tuvieran que demostrarle respeto. “Era una corporación sin cabeza y desde que llegamos empezamos a tomar decisiones complejas, porque tenían una dinámica muy distinta a la nuestra, pero todo partiendo del respeto”.

Señaló que existían muchas irregularidades, se fumaba en un espacio público, no se portaba el uniforme debidamente y muchas unidades estaban deplorables y no permitían la eficacia del servicio.

Comentó que tan sólo en 2012, con una administración panista, de oposición, hubo 35 homicidios en el municipio. En 2013, ya siendo una administración priísta, se redujo el 80%.

“Trabajamos particularmente en los homicidios y se disminuyó a cinco por año, vinculados únicamente dos con el crimen organizado. Es una muestra del trabajo realizado y el avance de vinculación con organismos de seguridad de otros municipios”, dijo.

Explicó que a pesar de que era director de Tránsito y Vialidad, existía una comunicación muy estrecha con Seguridad Pública, al momento de llevar a cabo los procesos de operatividad de seguridad pública trabajaban coordinados.

Finalmente, sentenció que uno de los objetivos principales fue el respeto a la ciudadanía, pero desafortunadamente, los policías viales están tachados de corruptos, que únicamente quieren sacar mordidas, les falta criterio, motivo por el cual se tiene que cambiar esa figura, la gente tiene que percibir a un policía amigo, servicial y que socialice con la gente.