80% de tráileres evitarían Guadalajara con nueva autopista Manzanillo-Lázaro   

Los gobernadores de Colima y Michoacán, Ignacio Peralta y Silvano Aureoles | Foto: Especial

Vía costera uniría en 2 horas a los puertos que mueven el 60% de contenedores del país, permitiendo ahorros logísticos al cubrir más rápido fletes a Guanajuato y CDMX

 

La construcción de una autopista costera que uniría en 2 horas a Tecomán, Colima con Uruapan, Michoacán, evitaría el paso del 80% de los tráileres que van de Manzanillo y atraviesan Guadalajara para llegar a Guanajuato y Ciudad de México, señaló el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, al acordar con el gobernador de Colima, Ignacio Peralta, impulsar un frente logístico-portuario entre los recintos fiscales que movilizan más del 60% de la carga contenerizada del país.

En línea recta –abundó–, un autopista de ese tipo permitiría que dos horas conectar a los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas, sin necesidad de causar tantos problemas con el tráfico de la capital jalisciense, por donde actualmente es necesario dar la vuelta para llegar a Guanajuato o la capital del país.

Por su parte, Ignacio Peralta destacó la necesidad de que esta zona del país se convierta no solo en la puerta de entrada de las cargas que llegan de Asia, sino que haya toda una industria que les dé valor agregado, generando mano de obra, derrama económica e impulso a la economía regional.

“Tenemos que pasar a ser una región industrializada y no sólo veamos pasar las cargas que van al centro del país”, enfatizó al exhibir su preocupación por los síntomas negativos que se vislumbran en la macroeconomía e incluso que la iniciativa privada también ya lo observa ante la ausencia de inversiones, por lo que en caso de que se haga una realidad la recesión anunciada en 2020 en Estados Unidos, podría causar serios daños en la economía de los mexicanos.

Peralta y Aureoles se pronunciaron por detonar los polos económicos en la región para que aquí llegue la materia prima de inversionistas extranjeros a través de ambos puertos y se procesen, dándoles valor agregado para finalmente exportar.

Por último, detallaron que estarán tocando puertas con el gobierno federal y la iniciativa privada, durante los dos años que les resta de mandato, para buscar hacer realidad este proyecto.