Agenda Empresarial


Lic. Marco Romero.-

“NACHO” PERALTA GOBERNADOR DE COLIMA

Por fin, ayer jueves se conocieron los resultados de las sesiones de los consejos municipales electorales, donde se revisaron las casillas que faltaban, por encontrarse dentro de los paquetes electorales las actas correspondientes, además de validar el conteo contenido en las mismas y que cada partido tenía desde el cierre de la votación. El resultado final fue: 119,514 votos a favor de José Ignacio Peralta Sánchez, contra de 118,970 para Jorge Luis Preciado Rodríguez, con una diferencia de 544 votos, una realmente pequeña por primera vez observada en nuestro estado, lo que podrá llevar a la petición de volver a recontar voto por voto, de acuerdo a lo que marca la ley electoral.

Las elecciones se ganan por un voto y son la decisión del pueblo, independientemente de lo que el sistema democrático pueda parecer a algunos, hay que respetar los resultados negativos, no únicamente donde se gana la elección.

 

DECLARACION DE LA PRESIDENTA DEL IEE

Una desafortunada declaración de la presidenta del Instituto Electoral del Estado (IEE), Alejandra Valladares, en entrevista telefónica con Joaquín López-Dóriga, ya que anunció que el resultado de la elección se revertía a favor del candidato del PAN, según información que tenía en su poder.

A los pocos minutos, tuvo que retractarse de la información, señalando que el ganador de la elección era José Ignacio Peralta Sánchez, del Partido Revolucionario Institucional, con una cifra de votos, similar a la que se había referido antes.

El argumento de Valladares Anguiano fue que ese dato le pasaron por celular, situación que me parece realmente desconcertante, sobre todo conociendo su capacidad y formalidad para sus acciones. Quizás la oportunidad de dar la declaración como primicia para el medio en comento, la hizo caer en ese grave error, sobre todo que no tenía necesidad de informar hasta que se tuvieran los documentos que avalaran los resultados en las juntas municipales. Considero que fue positivo que en pocos minutos aceptara el error y se retractara públicamente, ya que un retraso mayor hubiera causado mucho más impacto.

Me he referido a los problemas de comunicación de las figuras públicas, siendo esta situación a que me refiero, muy delicada, sobre todo en el entorno que se ha vivido en los últimos días, después del domingo de la elección.

La información anterior provocó una serie de comentarios en redes sociales y medios informativos, con expresiones de todo tipo, sobre todo de los seguidores de los dos candidatos, porque ya se sabían los resultados de los Consejos Municipales Electorales al cierre de la última sesión que correspondía a Manzanillo, que fue la que más tardó en entregar su resultado, con acta firmada por todos los representantes, con lo que validaban la elección en cada municipio.

Varios partidos, actores políticos y sociales, además de personas en general, están pidiendo la renuncia de la presidenta del IEE.

 

SESION DE COMPUTO MUNICIPAL DE LA ELECCION PARA GOBERNADOR

Fue una jornada extenuante en cada uno de los Consejos Municipales Electorales, desde las 8:00 de la mañana del miércoles, hasta la tarde del miércoles, donde en sesión permanente, con pocos recesos, únicamente para tomar alimentos, se trabajó para analizar, acta por acta, cada una de las casillas de cada municipio, cotejando con las que disponía el consejo, con las que tenían los representantes de los partidos políticos presentes en la sesión, sacando de la bodega donde se habían resguardado, espacio debidamente sellado al terminar el proceso de votación, verificando los presentes que no había sido violado el sello colocado, cada uno de los paquetes electorales a revisión, nuevamente con el aval de los representantes de partido presentes.

A continuación, ante la vista de todos, se abría el paquete, previa verificación de sus sellos, para localizar el acta de escrutinio, misma que se cotejaba con las que tenían los comisionados de los partidos, avalando el resultado si no había observaciones. En caso contrario, a petición de algunos de los comisionados, aprobando por los miembros del Consejo Municipal, se sacaban los votos emitidos, se separaban uno por uno, siendo revisados por los presentes, separándose para cada partido o coalición y se contaban y si no se estaba de acuerdo, volvían a recontarse, hasta que todos estaban de acuerdo, llegando a encontrar votos nulos que no lo eran, o que estaban asignados a otro partido, nulificando los que así lo ameritaban.

De todo lo actuado, se asentaba en un acta que validó el proceso. Al final de cada revisión se leía el resultado y hasta que todos estaban de acuerdo, se pasaba a la siguiente casilla. Esto fue casilla por casilla, hasta terminar todas las que correspondían al municipio en cuestión. Hubo sesiones que se prolongaron hasta la tarde el jueves, como el caso de Manzanillo, que fue la última en cerrar y contar con la información.

 

¿QUE PUEDE VENIR?

Difícilmente puedo pensar en la aceptación del resultado por parte de Jorge Luis, así que considero que se pedirá la revisión de la elección, voto por voto, como lo previene la ley, en caso de una elección tan cerrada.

Después de este proceso, conociendo el resultado que avale el de hoy o que pudiera cambiar, cosa difícil, podrán interponerse los recursos para solicitar la anulación de la elección, situación que sería muy perjudicial para nuestro estado, ya que estaríamos sin gobernador electo, volviendo a otro proceso, que ya vivimos en tiempo de Gustavo Vázquez Montes, con un deterioro financiero, por el costo de la elección, pero, sobre todo un desgaste en la sociedad, que ha manifestado en sus mismos votos, su voluntad.

Están pendientes otros procesos de revisión de las elecciones para la presidencia municipal de Colima, alguna diputación estatal y una federal, estaré compartiendo la información que se genere en los próximos días.

 

MI OPINION PERSONAL

Con los resultados electorales, se modifiquen o no, Colima cambió, la gente votó por otras alternativas, se dio un voto diferenciado, en ocasiones se votó por cuatro alternativas partidistas, así que no se puede hablar de dudas en este aspecto, el voto fue valioso para los ciudadanos y debe respetarse. Así como se gana, debe aceptarse que se pierde.

Tenemos un gran reto por delante, acciones de vinculación para lograr convenios que puedan traer paz y tranquilidad a Colima, requerimos dejar la confrontación atrás, para trabajar por el desarrollo de nuestro estado, de nuestras empresas, familias y de uno mismo.

Ojalá que la prudencia pueda permear, no sólo en los políticos, sino en cada uno de los colimenses que queremos realmente una forma de vivir positiva, con seguridad, desarrollo y armonía.