Alimento para el Alma


Rebeca Mendoza Silis.-

El Sello de Salomón

En el mes de abril asistí a un taller llamado “El Sello de Salomón”, donde se nos explicó la importancia de saber utilizarlo, para comprender cómo actúa la poderosa fuerza de la naturaleza en nuestra vida personal, con ello, sabremos cómo evitar o fluir con ciertos obstáculos que se nos presentan en la vida, definitivamente la creación de nuestro Creador es maravillosa, todo tiene una razón de ser en todo lo que ha creado.

He comentado en secciones anteriores que existen infinidad de herramientas a nuestro alcance, sólo basta informarnos bien sobre ellas y decidir cuál llevaremos a la práctica para comprobar cómo nos funciona, ya que todos somos diferentes y no siempre es lo mismo para  todos, eso sí, siempre asegurándonos de que esas herramientas trabajan en la luz y para nuestro bien.

El Sello de Salomón se maneja por ciclos, tenemos 365 días, los cuales se dividen entre 7 y nos da siete periodos de 52 días cada uno. Cada período o ciclo está gobernado respectivamente por un planeta y son el Sol con su respectivo Arcángel (Rafael) , la Luna (Gabriel), Marte (Kamael), Mercurio (Miguel), Júpiter (Tsadkiel), Venus (Hanael) y Saturno (Tsafkiel), al tener el conocimiento sobre este sello nos podemos mover a confianza o con cautela, he leído que los astros inclinan, más no obligan y definitivamente creo que es así, es la manera en la que se rige o conduce nuestro Universo y si conocemos y respetamos sus leyes podremos fluiry vivir mejor en él.

El ciclo anual de cada persona, empieza y termina el día de nuestro cumpleaños y como ya lo mencione antes, su período de duración son de 52 días, todos sin excepción, comenzamos con el Sol (representa lo masculino), en mi caso es el 1 de febrero que es mi fecha de nacimiento, cada 52 días cambiamos de ciclo, yo concluí el ciclo solar este 25 de marzo, ahora me encuentro en el Lunar y concluirá el 16 de mayo, al conocer los efectos de encontrarme en este ciclo me iré manejando de una manera más adecuada, porque en ciertos períodos se tiende a reaccionar de una manera más marcada.

El ciclo o período de la Luna nos hacer ser más sensibles y vulnerables, su vibración la sienten las mareas y la mente humana y esto sucede porque nuestro cuerpo se compone aproximadamente de un 75% de agua, entonces se deduce que si la Luna mueve océanos en nuestro planeta, también influye en el cuerpo humano, al estar conscientes de ello nos otorgamos un mejor manejo de nuestras emociones.

En el periodo de Marte por ejemplo hay una tendencia obstinada en todos los aspectos de la vida, se nos da mucha energía en este ciclo; sin embargo hay que saberla encausar para que sea en nuestro beneficio si no a veces nos será molesta, ya que la construcción o destrucción son parte de este ciclo, en mi caso yo estaré en este ciclo a partir del 16 de mayo hasta el 7 de julio, teniendo conocimiento de ello evitaré irme a los excesos que no me benefician ya que este planeta nos da una vibración de guerra, de enojos, de retos, contrapunteos, malos entendidos, cuesta ganarse más las cosas, como es tanta la energía que aporta la mayoría no sabe cómo encauzarla y se va hacia lo violento y el exceso.

En fin, cada planeta nos aporta una energía que sabiéndola utilizar obtendremos mayores beneficios, porque las fechas nunca cambian, cada año atravesamos por el mismo ciclo y el saber esta información me permitirá sacar el mayor provecho posible, espero que nuevamente venga Magali Díaz a impartir otros cursos a nuestro puerto que irán complementando el que ya tomé, tiene tiempo viniendo a Colima y hace dos meses fue la primer vez que impartió uno aquí en Manzanillo, para la próxima les avisaré con tiempo por si quieren asistir a uno de sus talleres. Que tengas un excelente inicio de semana lleno de hermosas bendiciones, recuerda que es nuestra responsabilidad cuidar de nosotros, con respeto y con amor.

Tus comentarios a [email protected]