Alimento para el alma


Rebeca Mendoza Silis.-

APROVECHA EL DIA

No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y la poesía sí pueden cambiar el mundo. Somos seres humanos llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. No dejes nunca de soñar, porque sólo en sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes. No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante.  Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en encontrar la tarea con orgullo y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte. No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas. (Walt Whitman poeta estadounidense). Es una bella reflexión que nos invita a vivir con intensidad y apasionadamente cada momento que se nos presenta en nuestra vida, nunca sabemos con exactitud cuándo será el último ¿o si lo sabemos? Así se tenga una enfermedad terminal, exactamente cuándo partiremos de este plano no lo sabemos, por ello aprovechemos hasta el último instante.

Vivir cada momento de nuestra existencia, sobre todo los que nos llenan de vida, definitivamente no tiene precio y son los que cuando en algún momento dado recordamos, ponen una gran sonrisa en nuestro rostro, y los que no nos gustaron, por lo menos a mí ahora, me dejan reflexionando sobre cómo pude afrontarlos en ese momento y hoy encontrarme donde estoy, al final concluyó que pese a todo, me dejaron un gran aprendizaje en mi vida. Cada uno de nosotros decide cómo aprovechar nuestro día ¡Es nuestro! ¿Cierto? así que por ello, nuevamente te invito a que lo vivas de la mejor manera. Sentirse pleno o plena, realizada o realizado, dispuestos a abrirnos a lo que ni idea tenemos que el universo ya tiene para cada uno de nosotros, es la mejor decisión, aun sé que tengo que dejarme fluir con mayor facilidad a ello, existen veces que aún me resultan ciertas situaciones retadoras, a fin de cuentas sigo siendo humana y también me llega la duda, el miedo, sin embargo ahora con mayor consciencia trabajo en ello y entonces yo decido si el cambio lo quiero sufrir o dejarme fluir ante lo inevitable y mejor nutrirme y aprender de él. Tú también eres libre de tomar esa decisión. Que tengas un excelente inicio de semana, lleno de hermosas bendiciones. Tus comentarios a: [email protected]hoo.com.mx