Alimento para el alma


Rebeca Mendoza Silis.-

EN VIDA HERMANO,  EN VIDA

SENTIMIENTOS encontrados hoy me embargan, ayer fue un día muy especial para quienes tenemos la dicha de ser mamás. Mi suegra falleció hace 3 días; aun cuando la muerte es un proceso natural de la vida, cuando nos toca vivirla  es muy distinta para cada persona, ya que cada quien vive el duelo a su manera, pues nuestro nivel de conciencia nos hará reaccionar diferente, por eso hay que aprender a respetar ese proceso,  no obstante, debemos estar al pendiente de los cambios psicológicos y emocionales que marcarán nuestra  vida de una manera determinante. De hecho, son situaciones que nos ponen a prueba para descubrir verdaderamente quiénes somos, cuál es nuestra verdadera esencia, por qué tenemos la capacidad de seguir disfrutando el regalo maravilloso de estar vivos cuando alguien a quien amamos ya no está, no es tan fácil,  sin embargo, hacernos preguntas como… ¿Crees que a esa persona le gustaría verte triste, enojado, frustrado, amargado o deprimido? ¿Crees que le gustaría que dejaras de hacer lo que te hace feliz?

Sinceramente, creo que, nadie que nos haya amado le gustaría vernos mal, al contrario, le gustaría vernos sacar la casta al guerrero o guerrera que llevamos dentro para seguir amando y disfrutando la vida mientras nos toca la partida, es por ello, la importancia de dar en vida lo mejor de nosotros; pues es algo que no tiene precio y deja huella en ambas partes, tanto en quien recibe como en quien da, es de ida y vuelta,  así funcionan mejor las relaciones entre los seres humanos.

Además, cuando llega el momento de la partida  (nadie sabemos cuándo será), evitamos quedarnos con remordimientos y culpas por lo que no hicimos o no dimos en vida, y sí ya fue el caso, aprendamos de ello para no cometer el mismo error. Dar en vida lo mejor de nosotros nos dejará  una gran satisfacción.

Recuerda que esta sección la realizo con el fin de tener una herramienta más para alimentar nuestro ser y seguir teniendo una ventana de luz para nuestra alma. Yo al igual que tú, sigo en el aprendizaje de dejar ir a las personas cuando concluyen su estadía en esta vida, también lloro y me entristezco, sin embargo, mi duelo es más llevadero a partir de que comprendí cómo funciona nuestro universo y cuáles son sus reglas. Hoy, esta sección está dedicada a una mujer que hace 23 años me abrió las puertas de su hogar, haciéndome sentir parte de su familia, como una hija más, mutuamente nos dimos nuestro lugar como suegra y nuera a pesar de que su hijo y yo decidimos desde hace 5 años recorrer caminos distintos. Para ella yo seguí siendo su nuera, y como una vez me lo dijera: “Se casaron por la Iglesia y hasta que me muera seguiremos siendo suegra y nuera, y así fue”.

Le doy infinitamente gracias al Creador por haberme permitido tenerla en mi vida hasta su último momento; disfrutamos mucho de nuestra relación, le gustaba tener a toda la familia reunida. Hasta el día de hoy nunca me he identificado con los comentarios negativos que hacen hacia las suegras, al contrario, me quedo con el buen sabor de boca que dejó mi suegra en mi vida.  El legado que nos dejó es responsabilidad de cada uno de darle continuidad, ya que ella sembró por igual en toda su familia y cada quien sabemos qué tan fértil es nuestro interior para que florezca.

Desde este espacio mi más sentido pésame a la familia Topete Palomera, a todos mis sobrinos y sobrinas y demás familiares, en especial a mi hijo y a su papá. Descanse en paz  Doña Ernestina Palomera Peña.

El siguiente poema es de Ana María Rabatté, oriunda de Tamaulipas… “En vida hermano, en vida… Si quieres hacer feliz a alguien que quieras mucho… díselo hoy, sé muy bueno en vida, hermano, en vida… No esperes a que se muera, si deseas dar una flor mándalas hoy con amor, en vida, hermano, en vida… Si deseas decir “te quiero” a la gente de tu casa, al amigo cerca o lejos, en vida, hermano, en vida… No esperes a que se muera la gente para quererla y hacerle sentir tu afecto, en vida, hermano, en vida… Tú serás muy venturoso si aprendes a hacer feliz a todos los que conozcas en vida, hermano, en vida… Nunca visites panteones, ni llenes tumbas de flores, mejor llena de amor corazones, en vida, hermano, en vida. Que tengas un excelente inicio de semana, lleno de hermosas bendiciones. Tus comentarios a: [email protected]