Análisis Político


Otro escándalo de Jorge Luis

Abel González Sánchez.-

Estalló un nuevo escándalo político en el interior del grupo parlamentario del PAN, cuando el ex vicecoordinador José María Martínez acusó públicamente a su coordinador nacional, Jorge Luis Preciado, de haberle ofrecido medio millón de pesos en diciembre pasado a cambio de que respaldara las iniciativas del presidente Enrique Peña Nieto y del PRI.

José María Martínez fue destituido como vicecoordinador por Jorge Luis Preciado en una reunión interna entre panistas, lo que generó que el legislador depuesto acusara a su coordinador de intentar sobornarlo para apoyar iniciativas del PRI.

Al iniciar dicho encuentro, Preciado anunció a los senadores que Martínez, quien no se encontraba en el salón, era sustituido por Fernando Herrera, José María Martínez fue notificado telefónicamente por sus compañeros, por lo que acudió inmediatamente al lugar.

Al llegar, Martínez le reclamó a Preciado su destitución, de acuerdo a legisladores que estuvieron presente, ambos subieron el tono al grado que el primero acusó al coordinador de tratar de sobornarlo con 500 mil pesos para apoyar una iniciativa impulsada por el PRI, lo cual negó Preciado, pero trascendió a nivel nacional, generándose un escándalo político y en medio de la discusión otro senador, Martín Orozco, acusó a Preciado de intentar sobornarlo “de otra manera”, indicó un legislador que atestiguó el pleito.

José María Martínez ya sumaba varias ocasiones que no asistía a las reuniones del grupo parlamentario, a pesar de ser el vicecoordinador, estaba en su oficina y no había ido a la previa, cuando uno de sus compañeros le avisó del anuncio de Jorge Luis Preciado, José María se presentó en la reunión y reprochó a Preciado la forma en que procedió.

Cierto o falso, la acusación política refleja el grado de descomposición política nacional del PAN, y para los colimenses también vemos que es otro golpe fuerte para uno de los dos aspirantes a la gubernatura, le pega nuevamente al senador Jorge Luis Preciado, pues el primer golpe político fue la publicación nacional y local de su obra de construcción del famoso “Castillo de Montitlán”, que también fue divulgada por la división en el comité nacional panista, porque allá empezó.

Por lo anterior, se visualiza en Colima como virtual candidato del PAN a la gubernatura a Virgilio Mendoza, de ser así el PRI en Colima tendría problemas en el destape, porque los obligará a buscar también a un candidato fuerte con respaldo de la gente, porque de lo contrario, al designar a uno débil, que los hay, perdería la gubernatura el tricolor por vez primera en la historia, ya que Virgilio tiene alianzas con muchas otras organizaciones civiles, inclusive con otros partidos y gente que lo apoya en varios municipios; es decir, será buena la competencia en esta sucesión, que por cierto, en los últimos sexenios, los resultados finales no son tan disparejos y puede haber sorpresas.

[email protected]