Análisis Político


Abel González Sánchez.-

“Rogelio Rueda y Corre” es el eslogan o lema publicitario del secretario general de Gobierno, Rogelio Rueda Sánchez, que lo identifica como el que lleva el paso más veloz a la gubernatura, y pareciera que tan cerca va de la meta que hasta en forma sorpresiva el obispo Marcelino Hernández ya lo destapó públicamente de que está en la recta final conjuntamente con “Nacho” Peralta y Federico Rangel.

La realidad es que Rogelio Rueda es considerado como uno de los funcionarios del gobierno estatal más moderado, sencillo y concertador, debido a su amplia experiencia política en los diferentes cargos públicos que ha ocupado, inició como secretario particular del secretario general de Gobierno de 1998 a 1991, después fue secretario del Ayuntamiento de Manzanillo de 1992 a 1994, posteriormente ocupó la subdelegación de la Secretaría de la Reforma Agraria en Colima en 1995, de 1996 a 1997 fue director ejecutivo del Instituto de Administración Pública del Estado y en 1998 ocupó la presidencia municipal del PRI en el puerto.

En el año 2000 llega a presidente municipal de Manzanillo, en 2003 logra la diputación federal por el distrito II y en el 2006 logra ser senador de la República. En el 2009 inició la campaña política estatal en busca de la gubernatura, pide licencia de senador para participar en el proceso interno del PRI, se registran Mario Anguiano, Rogelio Rueda, Arnoldo Ochoa y Héctor Michel Camarena, pero como hubo enfrentamientos entre el CEN y el CDE del PRI que representaban Beatriz Paredes y Silverio Cavazos, decide sujetarse al proceso interno respaldando finalmente a Mario Anguiano, hoy gobernador del estado.

En el 2003 Rogelio participó también en el proceso interno en busca de la candidatura oficial para la gubernatura conjuntamente con Gustavo Vázquez, Socorro Díaz, a quien tuve la oportunidad de representar ante el Comité Estatal, Jesús Orozco y Humberto Silva, quizás por ello Rogelio tiene razón en decir que él tiene levantada la mano desde hace tiempo para lograr la candidatura oficial, oportunidad que le ha postergado el PRI.

Mencioné sus diferentes cargos más relevantes para sustentar aquí que Rogelio es un cuadro valioso estatal del PRI, que bien hizo su partido o Mario Anguiano en volverlo a considerar como un aspirante serio, experimentado y completo; digo completo debido a que tiene también orden en su vida personal y familiar, pues es un valor agregado, ya que otros están en desventaja.

Finalmente, cabe mencionar aquí la aclaración pendiente que dijimos respecto el motivo por el cual Rogelio asistió a una asociación civil denominada “100 por Colima” y que algunos priístas se sorprendieron, viéndolo con un paso afuera del PRI, le preguntamos y su respuesta fue muy sencilla y congruente, dijo que esta asociación lo invitó para analizar alguna problemática social y de ciudadanos, que en ella hay muchos amigos tanto del PRI, como del PAN y del PRD, no únicamente ha ido con ellos sino con muchas otras más organizaciones, incluidas las identificadas con la oposición al PRI, dijo que las asociaciones son una necesidad para resolver muchos problemas sociales; si recordamos, también fue uno de los miembros de la Fundeco al igual que el propio gobernador Mario Anguiano, Jesús Orozco, Armando González, etc.

 

GOBIERNO FEDERAL CON

EJERCITO BUROCRATICO

 

El ejército del Gobierno Federal de México, según algunos críticos de las televisoras norteamericanas, es muy burocrático y lento, que de poco le puede servir a los mexicanos que haya exhibido a 21 mil 41 elementos con algunos aviones y tanques de guerra, marchando el 16 de septiembre en el Zócalo de la capital frente al balcón de Palacio Nacional, cuando en esos momentos deberían de estar en Baja California Sur ocupados atendiendo a los miles de damnificados del huracán “Odile” en lugar de preocuparse por su desfile.

El huracán, según televisoras gringas, aseguraban que era muy riesgoso por su categoría tres, y que impactaría fuerte en Los Cabos, La Paz y Loreto, que sabían que llegaría en los primeros minutos del 15 de septiembre; sin embargo, los cuerpos militares mexicanos no le dieron mucha importancia en su prevención adecuada e intervención inmediata posterior, prefirieron lucir su gran desfile militar cuando debió prevenir el caos y demostrar su capacidad de respuesta ante un huracán devastador, que las mismas televisoras mexicanas difundían que la gente no tenía ni agua ni alimentos en ese mismo día 16 de septiembre, provocando vandalismo y saqueos en las tiendas.

Pero, qué gringos tan criticones, ¿a poco no estuvo bonito el desfile? Lo bueno es que no vemos canales gringos, sólo tenemos dos aquí y muy buenos, ¿verdad?, ¿usted qué opina?

[email protected]