Análisis Político


Abel González Sánchez.-

El PRI en Colima está calentando el ambiente político rumbo a la sucesión, los actores políticos son: El Ejecutivo estatal, Mario Anguiano; el ex gobernador Fernando Moreno; Andrea Cavazos, hija del ex gobernador Silverio Cavazos; y el ex gobernador Elías Zamora, comisionado del PRI, quien con sus bromas dijo en su cumpleaños que dentro de sus invitados presentes estaba el próximo gobernador, cuando tres de los aspirantes no acudieron, esto también calienta al ambiente.

Empezamos con la declaración política fuerte de Andrea Cavazos González: La hija del ex mandatario estatal, Silverio Cavazos, asesinado frente a su casa el día 21 de noviembre de 2010 y que con motivo del aniversario de su fallecimiento, su viuda e hijos hicieron una ceremonia afuera de su domicilio este pasado día 21, a nombre de la familia, Andrea dijo las palabras siguientes:

“Los sucesos del 21 de noviembre de 2010 aún no se nos olvidan. Mi padre no estaba involucrado en ninguna actividad ilícita, lo que le sucedió (a mi padre) fue producto de una confabulación entre varios actores que aún están en el poder, pero por más que se escodan detrás del dinero y el poder, tarde o temprano tendrán que dejar de tapar el sol con un dedo”.

Andrea, acompañada de sus dos hermanos y de su mamá, Idalia González Pimentel viuda de Cavazos, señaló además que era increíble darse cuenta “que personas tan cobardes puedan cambiar la vida de una familia que jamás se metió con nadie, simplemente para manipular las cosas a su conveniencia y seguir así, sin pagar las consecuencias.

En esta ocasión, por ahorro de espacio, usted, amable lector, dele su propia interpretación a los dos eventos religiosos-políticos de las familias Cavazos, y digo dos familias, porque son ahora dos grupos de familiares, un evento que hicieron la viuda Idalia González de Cavazos y sus hijos afuera de su domicilio por la avenida José Alcaraz en la capital, pero que no fueron acompañados por políticos, y el otro se hizo en Tecomán.

La otra ceremonia se hizo en el Panteón Dolores, de Tecomán, organizada por la madre de Cavazos, Angelina Ceballos, y sus hermanos; allí sí estuvieron presentes muchos funcionarios estatales y municipales encabezados por el mandatario estatal, Mario Anguiano, quien inclusive dijo que el ex gobernador Silverio Cavazos fue un gran amigo y un hombre excepcional; inclusive, recordó que Silverio tuvo que enfrentar al CEN del PRI porque (el centro) no apoyaba su candidatura.

Podemos resumir que la división de las familias Cavazos le generan problemas y ruido al gobierno estatal y al PRI al calor de la sucesión, sobre todo cuando se acusa públicamente a las autoridades estatales de estar involucradas en la muerte del ex mandatario, aunque no hay elementos o evidencias claras, porque si las hubiera, las presentarían públicamente, por ello consideramos aquí que pudiera ser una especie de chantaje político para seguir recibiendo más apoyos del estado, porque se ve que sí los han recibido, pues continuamente, afuera del domicilio de la viuda, hay camionetas oficiales y elementos de seguridad; sin embargo, la especulación es una arma política que podría provocar graves problemas a la sucesión.

Por otra parte, el ex gobernador Fernando Moreno es un hábil político, porque ya está en la primera fila de la sucesión estatal y se metió más en este proceso que si estuviera comisionado oficialmente por parte del CEN en Colima, porque estaría obligado a no generar ruido y esperar indicaciones del CEN; sin embargo, en lugar de que Francisco Anzar fuera el portavoz más adecuado del PRI en Colima para aclarar cuestiones políticas de Fernando Moreno, actores políticos, aspirantes o de los partidos interesados en el proceso, sale el gobernador Mario Anguiano para enfrentarse políticamente y así le dio mejores espacios y presencia pública al ex gobernador Moreno Peña y éste ganó así su asiento en primera fila en el proceso.

Fernando Moreno dijo públicamente en síntesis que es importante el cambio de grupo, de equipos, en la sucesión estatal y en los estados; mencionó que esa es la costumbre y lo más adecuado del PRI durante muchos años, esto es cierto, es parte de la democracia y los grupos existen tanto en el PRI como en todos los partidos, todo mundo lo sabemos; sin embargo, el cambio de un grupo estatal en una gubernatura también depende de su capacidad de éxito en la administración y a su capacidad de organización y unidad.

Pero también se mide por parte del pueblo el grado de corrupción de sus funcionarios del grupo en el poder, porque si les descubren nuevos ranchos, grandes residencias o empresas, es un problema en una elección.

Pronto veremos si existe o no la necesidad popular o social de que el grupo en el poder estatal sea cambiado o continúe, todo por el bien de Colima.

[email protected]