Cecilio Lepe, el hombre que visualizó el potencial portuario de Manzanillo

Fue estibador cuando el puerto era solo un muelle de madera y no había grúas, cargaba los pesados costales al hombro, que terminaba amoratado. |Foto: Especial.Fue estibador cuando el puerto era solo un muelle de madera y no había grúas, cargaba los pesados costales al hombro, que terminaba amoratado. |Foto: Especial.

Hay hombres que nacen con un don especial, con un destino específico, ese fue el caso de Cecilio Lepe Bautista, cuyo destino siempre estuvo vinculado al puerto, el conocimiento que desde temprana edad tuvo de éste, se incorporó a su ADN como la brisa al aire, fue un hombre solidario organizado y dedicado a su trabajo, esa fue la clave de su éxito.

Fue un hombre de gran inteligencia y capacidad para visualizar el potencial portuario de Manzanillo, cuando las maniobras portuarias apenas se realizaban en un estrecho muelle de madera, el muelle fue una extensión de su hogar, pues ahí pasaba la mayor parte del tiempo. Tuvo capacidad para desarrollar el puerto interior, al que cuidó hasta verlo crecer como a un hijo.

A petición del presidente de la República Miguel de la Madrid, participó con grandes aportes en el “Plan Colima”, que traerían más tarde una gran y positiva transformación al puerto.

Las ideas para mejorar al puerto se galopaban de manera interrumpida en la mente de Chilo Lepe, no había espacio para el sueño, pues hasta dormido trazaba nuevos proyectos, su esposa, Mercedes Vasconcelos, reveló en una ocasión que: “había noches que me despertaba y me decía: rápido, dame un lápiz y una libreta, acabo de resolver un problema mientras dormía”.

Doña “Meche”, se casó con Chilo en 1964 luego de cuatro años de noviazgo, cuando era estibador de la Crom, cuando la mayoría de la mercancía era cargada en carretillas y sobre los hombros transportaban los pesados costales, pues no había grúas; la gente acostumbraba ir a verlos trabajar, sobre todo los turistas, a quienes despertaba gran curiosidad, traían a diario el hombro amoratado después de un largo jornal.

Fue en 1971 cuando los compañeros de Chilo le pidieron que los ayudara a administrar su dinero, ya que cuando era temporada de lluvias, los cargadores no podían trabajar, lo que les impedía tener ingresos, lo que generaba algunos problemas dentro del sindicato y Cecilio siempre estaba presto para ayudar a los demás.

Cuando no les pagaban bien, Chilo les decía que no recibieran el salario hasta que hablara con los empresarios y aclarar la situación. También los orientó para que pudieran adquirir una vivienda, sobre todo a los trabajadores que vivían cerca de la Laguna, cerca de Campos, quienes tenían casitas de cartón, los enseñó a ahorrar, hasta les compró motocicletas y les recogía los abonos para que no se gastaran el dinero en alcohol y pudieran estar al corriente en sus pagos.

Sus compañeros, al ver sus cualidades administrativas y lo organizado que era, lo nombraron tesorero, crecieron así sus responsabilidades.

La CROM consiguió la concesión de permisos y proyectos de maniobras públicas que se desarrollaron hasta 1971 en el puerto, ese mismo año, en el mes de agosto entró en vigor el Contrato Colectivo de Trabajo, firmado por Servicios Portuarios de Manzanillo y la CROM. Estableciendo así el contrato que logró la relación laboral con los servicios portuarios.

En 1982, Chilo Lepe se decidió a participar en política, siendo diputado local de la XLVII legislatura, fue alcalde de Manzanillo para la administración 1986-1988.

En 1995 la CROM consiguió consolidar su tercera etapa de actividades tras la participación del sector privado ofreciendo sus servicios a los sindicatos de trabajadores portuarios del país mediante contratos colectivos de trabajo.

Lepe Bautista fue reelegido al frente de la federación para el periodo 2018-2020. Fue como representante de los trabajadores portuarios que realizó el papel laboral más destacado de su vida, cuyo nombre se dio a conocer no solo en Manzanillo, pues su trabajo fue reconocido en los puertos del Pacífico Mexicano.

Apenas el 23 de mayo del año pasado, la Unión de Estibadores y Jornaleros del Pacífico adherida a la CROM cumplió 100 años desde su fundación.

Es así como Manzanillo hoy dice adiós al líder obrero más importante en la historia de Manzanillo y posiblemente a nivel nacional en el rubro portuario.