Centro Histórico


Germán Ramírez Ríos.-

Preámbulo: Sé fuerte para que nadie pueda herirte; noble para que no te hagan sufrir; grande para que todos quieran alcanzarte y tan humilde como para que todos quieran estar junto a ti.

Vayan nuestras felicitaciones para todas aquellas personas que estén de manteles largos y a quienes lleven por nombre Codrato, Anselmo o Apolo. Por cierto, déjeme decirle que hoy es el Día Mundial de la Tierra, por lo que hacemos la siguiente reflexión: La Tierra y sus ecosistemas nos proporcionan la vida y el sustento, tenemos que reconocer la responsabilidad que nos corresponde a cada uno de nosotros en cuanto a cuidarla.

La Hora Nacional

Como seguramente ya es de su conocimiento, cada domingo, a las 22:00 horas, todas las estaciones de radio del país se enlazan para transmitir La Hora Nacional.

Me gusta escucharla porque habla sobre platillos típicos de diferentes regiones, música, lugares hermosos, como este fin de semana en el que se refirieron a Comala, hecho que me enaltece, porque lo que en esta hora se dice se transmite en todo México.

Asimismo, me recordó que en un día como hoy, pero de 1914, Estados Unidos pretendió invadir nuestro país por una simple razón: Resulta que en el puerto de Tampico desembarcan un par de jóvenes estadounidenses, los cuales, al adentrarse a la ciudad, son detenidos por portación ilegal de arma de fuego.

Posteriormente, el gobierno de Estados Unidos le pide a su homólogo mexicano la pronta liberación de los detenidos, como esto no ocurre, el ejército norteamericano desembarca en el siete veces heroico puerto de Veracruz, en donde son repelidos por los cadetes de la escuela naval, ejército y pueblo que se le unió.

Lo que me interesa resaltar es el pretexto que utilizaron los estadounidenses para invadir México, el meollo del asunto es de que a los norteamericanos les urgía era el petróleo que en ese entonces a México le salía hasta por los poros.

El transporte pesado que

transita por la autopista

Es de todos conocido que por la autopista Manzanillo-Guadalajara se desplaza el 20% de la carga contenerizada, pero platicando con el conductor del tráiler “La Periquita”, Miguel Angel Ochoa, dice desconocer por qué esta autopista no cuenta con rampas de emergencia para atorar a los tráileres cuando éstos se queden sin frenos en las bajadas.

La verdad, pensándolo bien, esto es cierto, nuestra autopista es la más cara del país en cuanto a costo por kilómetro y aunado a esto, los inversionistas escatimaron recursos para construir este tipo de rampas que son necesarias e incluso obligadas cuando existen pendientes muy prolongadas, como es el caso de La Salada, otro granito más es el puente de Tepalcates, el cual es un embudo, ya que reduce la carretera de cuatro carriles a dos.

Controversias de la SCT

Si recuerda y conoce la calle lacustre que realizó Virgilio Mendoza en su primer administración como presidente municipal, ésta es la que bordea la laguna e inicia en la Roberto Larios (a un costado del crucero de El Tajo, por el lado de La Hidalgo), bueno esta calle que desahogaría el tráfico de la Avenida Hidalgo, ya que es paralela a la misma y desemboca atrás de la tienda Ley, quedó perfectamente concluida, pero jamás se puso en servicio y le diré por qué:

Al inicio de esta calle, los conductores tendrían que atravesar las vías férreas para tomarla, razón suficiente para que la SCT no permitiera su uso, alegando que los conductores tendrían poca capacidad visual, dado que existe una pequeña curva que antecede al cruce.

Hágame el favor, son incongruentes, nada más le pondré un ejemplo, la carretera alterna Campos-Punta Chica, en el extremo Punta Chica, tiene que hacer una enorme maniobra y carece de campo visual para retornar al Centro Histórico o al mismo Campos; el caso es manejar las cosas como les convenga.

Sugerencias y comentarios a: [email protected]