Charla con Jorge Luis Preciado


Alfredo César Juárez Albarrán.-

El viernes pasado, los integrantes de la Asociación Colimense de Periodistas y Escritores (Acpe) fuimos invitados a desayunar con el candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura del estado de Colima, el Lic. Jorge Luis Preciado Rodríguez.

Después de una amplia disertación sobre política nacional, cuando se abrió el espacio de preguntas y respuestas, me permití entregarle por escrito los siguientes renglones, a los que también di lectura en voz alta y él escuchó de manera atenta:

1.- Licenciado Preciado, si bien ya son históricos en nuestro país el Partenón y la Casa Blanca, también puede pasar a la historia su castillo en la campiña de Cuauhtémoc. En las redes sociales se ha comentado que no es un solo castillo, sino que son más construyéndose en otros sitios. Se ha dicho que serán casinos u hoteles campestres e incluso hasta casas de citas. Los mejor pensados mencionan que son sólo sus casas campestres de descanso. ¿Qué nos puede usted comentar al respecto?

Respuesta: Miren, soy empresario de la construcción desde hace varios años, realmente eso que han dicho de que son castillos, bueno, pues parecen, pero no son más que casas campestres de descanso para alquiler. Doy trabajo a cerca de un centenar de personas, acabo de pagar una buena cantidad de dinero al Imss. Soy un empresario, hago esto con el dinero producto de mi trabajo, nunca he estado en ninguna posición en la que pueda disponer de dinero del erario público.

2.-Candidato, es de conocimiento público los comentarios de alguno de los diputados federales de otro partido respecto a que usted, emulando a Alvaro Obregón, quien la historia señala ofrecía “cañonazos” de 50 mil pesos para arreglar asuntos con cierta complicación, que usted le ofreció a cierto diputado un “cañonazo” de medio millón de pesos para que su voto fuese en favor de la Reforma Energética impulsada por la Presidencia de la República, no he encontrado evidencia de que usted lo niegue, ¿qué nos puede comentar?

Respuesta: Tanto Madero como yo tuvimos siempre la mejor disposición para que las reformas impulsadas por Enrique Peña Nieto salieran adelante; inclusive, el presidente así me lo solicitó personalmente durante una comida y yo le dije que los senadores del PAN íbamos a jalar parejo con él, porque eso le convenía a México, esto a pesar que los del PRI, en los dos sexenios panistas, no nos apoyaron. Estas reformas nacieron nuestras, últimamente se las apropió el PRI, las apoyamos porque la idea original fue de nuestro partido.

3.- Licenciado Preciado, felicitarle por su campaña publicitaria, sin duda es la mejor hasta el momento. Enciendo mi computadora y le veo, voy manejando a mi oficina y me encuentro con su imagen y mensaje varias veces, enciendo la radio y le escucho, y como pasa con aquel famoso refresco, el que en sus inicios en los Estados Unidos se manejó como medicamento, se vendía casa por casa y cuyo nombre termina en cola y del que según dicen los psicólogos su nombre se entregaba tan repetidamente como “mensaje subliminal”, por eso se grababa en las mentes de todos y por lo tanto se vendía más, tal parece que está pasando lo mismo con usted. Los colimenses ya lo soñamos.

Respuesta: Me da mucho gusto tener presencia en el estado de Colima y el que se aprecien los conceptos de mi campaña publicitaria.

Les comento que desde hace muchos años soy propietario de una compañía de publicidad que tiene clientes no solo de nuestro país, sino también del extranjero, principalmente relacionada con publicidad política y lo hacemos bien, como sin duda ustedes lo están viendo.

Para mí existe un gran compromiso conmigo mismo, con mi empresa y mis empleados, éste es el compromiso de ganar la gubernatura de Colima, dado que si no llegase a suceder esto, qué dirían mis clientes, ¿ni siquiera ganó su propia campaña? Por lo tanto, vamos a seguir echándole muchas ganas y vamos a ganar.

4.- Licenciado, por último, externo públicamente mis mejores deseos porque gane el mejor de los candidatos, en beneficio de tantos y tantos colimenses que deseamos mejores servicios de salud, educación, tranquilidad, seguridad y mejor calidad de vida para todos.

Si usted resulta el triunfador, su servidor, en lo particular y como integrante de la Acpe, no tenga duda de que estaré pendiente de que sus ofrecimientos de campaña se cumplan.

Respuesta: Muchas gracias, Alfredo, seremos ganadores y cumpliremos nuestras promesas de campaña. Déjenme decirles para terminar que en las últimas encuestas ya estamos arriba que “los de enfrente”, por si no sabían, les menciono que acaban de integrarse a nosotros dos ex miembros distinguidos del PRI, uno ciego y el otro del grupo de Gente Pequeña, ellos van a dar buena batalla y le van a ganar en el primer distrito en la elección para la diputación federal tanto a Indira como a Kike.

¡Ah!, casi olvido mencionarles. Dado que algunos dicen que soy comparsa de “Nacho” para facilitar su triunfo, pues no lo soy, yo vine a Colima a tomar esta candidatura cuando Virgilio no la aceptó, lo hice a pesar de que muchos senadores me decían “estás mejor aquí, tienes mayor proyección nacional, no seas pen…”, y aquí estamos, dando batalla para ganar la guerra.

Los únicos candidatos que tenemos posibilidades de triunfar somos “Nacho” y yo, del resto, incluido “Locho”, mejor se deberían de unir a nosotros, para mediante un verdadero bloque, pugnemos porque se terminen los 86 años que el PRI tiene usufructuando el Palacio de Gobierno en Colima y todo lo que ello implica.

Después, una distinguida amiga consocia, ex presidenta de la Acpe, dijo dirigiéndose a mí en voz alta: Alfredo, habla por ti mismo. Dado que probablemente no escuchó bien lo que dije, después le comenté directamente que por supuesto cuando hablaba de cualquier tema, sobre todo en público, lo hacía por mí mismo, aclarado y tan amigos como siempre.

Jorge Luis, a quien nunca había escuchado hablar en público, es un político nato, el que me pareció un tanto “perrucho”, esto es como dicen los chamacos, “entrón” o “peleonero”, que “no le saca”, “no es dejado”, quien tiene buenas relaciones con políticos de “altos vuelos” en ambas Cámaras, en todos los partidos políticos y según nos comentó, también con secretarios de Estado y el presidente de la República.

Criticó mucho a Fernando Moreno y  Christian Torres, quien fue su secretario de Salud, comentarios que me reservo, dado que con ambos tengo amistad.

La personalidad del candidato del PAN contrasta enormemente con la de Ignacio Peralta, quien es un político mesurado, tranquilo y “cerebral”, dijéramos.

Bueno, pues fue importante escuchar a Jorge Luis y repito: ¡Que gane el mejor!