Chispazos


Miguel Angel Palomera.-

QUE EL uno de los problemas que los porteños han sufrido por más de 30 años se llama: Drenaje y ya está en mente del candidato del PRI-Panal-Pvem a la Presidencia Municipal de Manzanillo, Francisco “Pico “Zepeda, pues dentro de sus propuestas más mencionadas está la de la urgente reestructuración del sistema de drenaje en Manzanillo, pues comenta que es triste que siendo este un puerto de tanta importancia en carga contenerizada, a estas alturas se observen “lagunitas” de aguas sucias por las principales calles dela ciudad.

QUE A LOS elementos de seguridad pública en el municipio la población les ha dado por llamarles “héroes desconocidos”, porque siempre están en auxilio, o bien son de los primeros que hacen acto de presencia cuando se trata de accidentes o cualquier otro percance.

Sin embargo, la misma población admite que estos servidores públicos se deben primero de ganar el respeto de la gente y no caer en excesos o abusos de autoridad que los hagan ver mal, pues por ser una corporación para salvaguardar el orden, deben tener dentro de la poca o mucha capacitación, sentido de catalogación y algo de psicología para saber cuándo la persona es o no el presunto infractor o quien está violando la ley; además, no se deben dejar llevar por la apariencias, porque es así como se cometen los grandes errores que traen como consecuencia afectar a gente inocente.

QUE EL cruce de ferrocarril que se encuentra sobre el libramiento a El Colomo se está volviendo muy peligroso y eso se debe en gran parte a la entrada y salida de transporte pesado que llega al reciento de contenedores llamado “puerto seco”.

Además, en horas pico, se registra un entorpecimiento entre los vehículos que transitan por esa vialidad, la cual entronca precisamente con la autopista Manzanillo-Guadalajara. Según se ha observado, ni tránsito federal ni municipal es suficiente para meter en orden a los conductores de estos tráileres que también tienen que hacer maniobras para salir de esa zona portuaria que se está volviendo un caos.