Colimense sufre reacción a vacuna, fue atendida en hospital

Hermano aclara la situación por la que pasó, pide reforzar cuidados e informar a quienes acudan a vacunarse | Foto: Especial

La maestra Narda Guerra, directora de una escuela de Educación Especial, presentó movimientos involuntarios en su cuerpo tras recibir la vacuna contra el Covid, su hermano César, explicó en las redes sociales la manera en que ocurrieron los hechos, para que no se desalienten en la aplicación de la dosis y que se sigan los protocolos por parte de las autoridades y de los ciudadanos en caso de presentar reacciones similares y otras, luego de su aplicación.
Aquí el comunicado que expuso a la opinión pública:
“Buenas tardes, me atrevo a escribir esto, no con el ánimo de desalentar para que no se vacunen, al contrario estoy convencido que todos deberíamos hacerlo, pues yo que ya he sufrido la pérdida de amigos cercanos y en carne propia, pues soy sobreviviente del virus SARS – Cov2 (coronavirus).
Sin embargo el día de ayer, mi hermana Narda Guerra Ruelas, quien es directora de una escuela de Educación Especial, fue vacunada en el casino del SNTE 6 rumbo al Chivato, misma que al recibir la vacuna denominada “CANSINO” le provocó reacción compleja alterando su Estado de Salud, al grado que previa a una valoración médica de los encargados de la brigada de vacunación, la tuvimos que trasladar de emergencia en ambulancia a la clínica del ISSSTE, en donde fue atendida de manera inmediata, pues presentaba movimientos involuntarios y dificultad respiratoria, Gracias a Dios fue atendida a tiempo, con los medicamentos necesarios y las atenciones debidas; sin embargo, para estabilizarla tuvieron que pasar varias horas, que fue hasta altas horas de la noche que la pudieron dar de alta.
Les comento esto porque primeramente anda circulando una versión en grupos de WhatsApp en donde la culpan a ella y la señalan de no avisar que era alérgica a algunos medicamentos, cosa que no es verdad, yo verifiqué los registros previos donde claramente ella les señala los medicamentos que no se le pueden suministrarle por sus reacciones alérgicas.
Y segundo porque las autoridades de Salud al final nos dan un diagnóstico diciendo que era un ataque de ansiedad y no reacción a la inyección, cuando mi hermana jamás ha presentado ese tipo de ataques, ni mucho menos presentaba signos referente a ello.
De la misma forma se le recomendó no hacer pública su situación para no sembrar pánico entre las personas futuras a vacunar; sin embargo, consideré hacer pública la situación para aclarar que la culpa en ningún momento fue de ella, de la misma forma exhortar a las autoridades tanto Educativas (Jaime Flores Merlo) como de Salud (Leticia Delgado) para reforzar los cuidados y advertencias de las personas que de alguna u otra forma pueden presentar reacciones parecidas.
Por su atención, Gracias, Bendiciones siempre!!!
Fin del comunicado.