Con sencillez y paciencia, “Nacho” hizo fila para votar


Carlos Valdez Ramírez.-

Al filo de las 11:20 de la mañana de ayer, José Ignacio Peralta Sánchez,  candidato de la alianza PRI-Pvem-Panal, acudió a cumplir con su deber ciudadano para sufragar su voto en la casilla básica No. 0001, ubicada en Palma Rubelina No. 55, de la colonia Las Palmas.

Con sencillez, acompañado solamente de su pequeña hija, sin guaruras, llegó al domicilio de la casilla donde lo esperaban los reporteros, fotógrafos y camarógrafos de los diversos medios. Al descender de su vehículo recibió el saludo de la candidata a diputada suplente por el distrito I, Julia Jahel García Quiñones, quien le entregó un voluminoso expediente gráfico de las acciones que la ONMPRI emprendió en apoyo a su campaña.

También saludó de manera afectuosa al reconocido comentarista y dirigente social Manuel Godina Velasco,  quien le llevaba un libro de obsequio, que le entregaría una vez que hubiera sufragado en la urna.

Por coincidencia, le tocó también votar en esa casilla a la candidata del Partido Verde, postulada para la alcaldía de Colima,  Esmeralda Cárdenas, quien ingresó al local de la casilla, ubicada en el edificio del Jardín de Niños del Colegio Anáhuac. Por cierto, llamó a muchos la atención que en el frente de ese local hubiese colocadas dos lonas con el texto “Punto Azul”, sin abundar  palabras, pero que se entendía como un mensaje subliminal, que tal vez, no tenía que ver con el proceso electoral, pero en un local de casilla no deberían haberlas exhibido así.

Como decíamos Nacho Peralta, sin poses y con su estilo de actuar, se formó en la fila, tomó sus papeletas, las cruzó y las depositó a la vista de fotógrafos, votantes ciudadanos y periodistas con su voto, para luego tomarse fotos con ciudadanos que acudían en ese momento a sufragar, entre otras Esmeralda Cárdenas, quien ya se disponía a abandonar el lugar.

A su salida Nacho encontró en amena conversación a Manuel Godina, Amador Contreras, Esmeralda Cárdenas y su hermano José, candidato a diputado local por el Distrito I, cuya foto acompaña a esta nota, para luego pedirle a Manuel Godina el prometido libro.

Al hojear el libro, con el título “Los Junior del Poder”, Nacho Peralta agradeció el ejemplar, comentando que iba a leer con toda atención y reflexionar sobre su contenido; cabe hacer mención que en uno de sus capítulos se destaca cómo un gobernante debe evitar ser influenciado por grupos de poder. Aspecto que seguramente Nacho en su calidad de estadista, debe estar tomando las previsiones para no incurrir en errores de llegar a la gubernatura. Tomando en cuenta que su postulación se la debe única y exclusivamente al Presidente de la República y a la mayoría de los colimenses.

Antes de retirarse, el candidato expresó su interés de reunirse con un grupo de comentaristas y analistas políticos que comanda Manuel Godina, para esos efectos dio instrucciones al coordinador de Comunicación Social, Salvador Silva para buscar fecha de dicho encuentro.

Anteriormente dijo a los reporteros haber asistido a misa a El Beaterio y desayunado en conocido restaurante con su esposa e hija; después de cumplir su deber ciudadano iría a su domicilio particular para ver el encuentro de la Selección Mexicana de Futbol contra Brasil, para luego estar pendiente de los resultados que emitan las encuestas de salida, calificando, hasta ese momento, 12:30 horas, como un “evento cívico normal sin mayores incidencias”.