Congreso pide se declare a Colima zona de emergencia


A través de la Comisión Permanente, el Congreso del Estado exhortó al gobierno Federal a que declare zona de emergencia al estado de Colima, para que se radiquen recursos económicos extraordinarios y resarcir así los daños causados al campo por la presencia de la novena tormenta invernal.

También se exhortó a la Secretaría de Desarrollo Rural del Estado de Colima, para que en auxilio de los productores afectados por la novena tormenta invernal, coadyuve en la integración de expedientes y en las gestiones  necesarias a  fin de lograr la emisión de la Declaratoria de Emergencia.

Aprobado en votación unánime, el exhorto para la declaratoria de emergencia está dirigido al titular del Poder Ejecutivo Federal, para que se instruya a las Secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, de Desarrollo Social y del Trabajo y Previsión Social y a la Comisión Nacional del Agua.

A la Seder se le pidió también la activación de los seguros de emergencia ante la presencia de desastres naturales con los que se cuenta, para resarcir, en la medida de lo posible, los daños ocasionados al campo agrícola colimense.

Presentado por Martín Flores Castañeda, presidente de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios, el punto de acuerdo señala que con motivo de la novena tormenta invernal, el estado de Colima ha sido objeto de lluvias constantes, que han causado afectaciones graves en la agricultura de la entidad.

Dijo que derivado de la presencia del fenómeno meteorológico, se han reportado daños importantes en la agricultura y demás estructuras agrícolas de la entidad, ante la gran precipitación que se presentó durante los últimos días en todo el territorio colimense.

Flores Castañeda expresó que la declaratoria de emergencia beneficiará y reactivará al campo colimense, aminorando los daños causados ante la presencia de la novena tormenta invernal, ayudando a mantener estabilidad económica, tanto en la cadena productiva de los cultivos afectados, como en el sustento de las familias que dependen del trabajo que se genera en ese sector agrícola.