Cumple UdeC una década continua comprometida con la calidad: Rector


A diez años de mantener más de 20 procesos y trámites universitarios certificados con normas de calidad, la Universidad de Colima recibió por tercera vez certificados satisfactorios en 28 procesos de 24 dependencias, por parte de la empresa certificadora International Northern Registrar (INR).

Consolidación, evolución y orgullo fueron las palabras que usaron las autoridades universitarias y auditores internos para describir el trabajo y compromiso en la mejora del ámbito administrativo en los últimos diez años.

Certificarse ante las instancias correspondientes es un indicador de que vamos por buen camino; es decir, que la manera en que proveemos servicios se apega a las normas, es eficiente y además reconocida”, dijo el rector José Eduardo Hernández Nava durante la entrega del documento ante coordinadores, delegados y directores miembros del Comité del Sistema de Gestión Integral de esta casa de estudios.

La nueva certificación, en este 2015, dijo Hernández Nava, “es el testimonio de la calidad en nuestros procesos administrativos y la constancia de que hemos mantenido la certificación en ISO 9001 durante una década continua; en consecuencia, es una distinción  a los servicios universitarios que ofrecemos”.

Vamos por buen camino”, finalizó el rector, “pero no podemos dejarnos llevar por triunfalismos; éste es el momento para trabajar con mayor ahínco, fortalecidos por este reconocimiento”. Agradeció a los 18 auditores internos de la U de Colima, “ya que con su trabajo fue posible detectar las áreas de mejora y, con ello, mejorar nuestros servicios”.

Este reconocimiento, dijo por último, “es de toda la comunidad universitaria, porque es con el trabajo de todos ustedes que es posible mantener y mejorar día con día los servicios que ofrecemos”.

Como responsable del Sistema de Gestión Integral en la institución educativa, Christian Torres Ortiz Zermeñocomentó que “es un orgullo que los servicios universitarios continúen el cumplimiento de estándares de calidad, con la satisfacción de los estudiantes, de los universitarios y la sociedad”.

Agradeció al rector el apoyo recibido para la encomienda, y señaló que José Eduardo Hernández Nava “conoce el sistema, lo vio crecer y es un defensor de los procesos de certificación con normas de calidad”.

Este acontecimiento habla del interés de la Universidad de Colima por mejorar sus procesos, de la madurez que han tenido con el paso del tiempo, de cómo ha evolucionado su sistema y cómo ha permeado al interior de la Universidad con la suma, en cada ocasión, de más procesos”, dijo, por su parte, José Antonio Hiroshi Ootagaki, director general de la empresa INR.

Hiroshi Ootagaki anunció que, en septiembre próximo, la norma tendrá una actualización con una nueva versión, que tendrá un periodo de transición de tres años.

En representación de los auditores universitarios que trabajaron en cada una de sus dependencias, Dení García Medina invitó a los directores a que involucren a todos sus miembros en algún momento de la certificación; “es importante hacerles saber que su trabajo es esencial para cumplir las metas en la certificación de sus procesos”, enfatizó.

Los procesos certificados son: Adquisiciones; control de bienes inmuebles, gestión presupuestal; proyectos, construcción y mantenimiento de infraestructura física; producción de videos, realización de eventos culturales, realización de exposiciones, admisión a educación media superior, admisión a licenciatura y admisión a posgrado.

 

De igual manera, también: gestión escolar, asignación de becas, asignación de recursos a los proyectos de laboratorio especializados en Tecnologías de Información y realización de prácticas en laboratorios de TI; evaluación de competencias, servicios de educación continua, servicios bibliotecarios, atención a usuarios, atención de servicios, diseño y desarrollo de soluciones, y administración y servicios de la Estancia Infantil.

 

Por último, se integraron tres procesos fundamentales: movilidad estudiantil, vinculación con egresados y acceso a la información pública.