Dama de Manzanillo relata con detalle cómo superó Covid

Indica que entre los síntomas, se le fue el hambre, la pérdida del sentido del gusto, “recibí mucho apoyo de mis amigas, ellas se turnaban para llevarme de comer. Quiero decirles que el Covid sí existe, cuídense hay que tener mucho cuidado, a mi por fortuna no me dio fiebre, pero si tuve dolor de cabeza”. | Foto: Especial

La señora Martha Macías nos comparte su experiencia tras ser contagiada del Covid, señala que el 23 de enero de este año, su hijo estaba muy delicado de salud, pero no imaginó que su enfermedad fuera Covid, “le dio una medicina, le hice unos tes y a los tres días él ya había recuperado su salud”.

Casi al mismo tiempo empecé con mucha gripa y con mucha tos -señala-, pero mis síntomas no fueron iguales a los de mi hijo, “yo empecé con dolor en los bronquios y la tos no paraba, me recetaron medicamento, me inyectaron y tras casi 15 días de mostrar los síntomas me sentí muy agotada y con mucho cansancio, la oxigenación me bajó hasta 80, y no alcanzaba a respirar bien debido a la tos y las flemas que tenía”.

Señaló que debido a la insistencia de sus familiares fue a atenderse al Imss, donde recibió un trato excelente desde el primer momento, le hicieron la prueba del Covid, en la nariz y en la boca y el resultado salió positivo. De ahí la subieron a piso, y en cuanto llegó la integraron con otros pacientes que tenían Covid leve; le tomaron una radiografía en el tórax, le sacaron sangre, le hicieron estudios del riñón.

Al siguiente día vieron sus resultados y le informaron que todos sus órganos estaban bien, pero tenía que regresarse a su casa, a resguardarse por 15 días, donde debía cuidarse y le pusieron oxígeno, así que continúo con sus síntomas en su casa seguía mala, pero un médico le llevó la medicina, empezando a tratarse con ivermectina dimexaxona, citromicina, entre otras; además de un jarabe para las flemas, y multivitaminas, todo eso estuvo tomando y el oxímetro que diario se lo ponía, registrando de 80 a 82 de oxigenación.

Indica que entre los síntomas, se le fue el hambre, la pérdida del sentido del gusto, “recibí mucho apoyo de mis amigas, ellas se turnaban para llevarme de comer. Quiero decirles que el Covid sí existe, cuídense hay que tener mucho cuidado, a mi por fortuna no me dio fiebre, pero si tuve dolor de cabeza”

Para finalizar, Martha pide a todos los lectores que se cuiden, que si van a la calle o a alguna reunión, una vez entrando a sus casas se bañen, que actúen de manera responsable y cuidar así a su familia.