Dejamos de ser un turismo temporal: Héctor Sandoval


Carlos Valdez Ramírez.-

La actividad turística y portuaria es un binomio que de manera natural se necesita y que ha permitido que Manzanillo deje de ser un turismo temporal, para convertirse en un atractivo para los inversionistas potenciales en  la concreción de negocios y actividades para los congresos que se generan alrededor del comercio marino, destacó el secretario de Turismo en el Estado, Héctor Faustino Sandoval Fierros.

El funcionario indicó que hay dos factores o segmentos fundamentales que favorecen al puerto, que son los servicios primarios como el transporte y la hotelería; esta última se clasifica también en dos partes, una es la hotelería de descanso y la otra es la que está más orientada al sector de negocios.

En ese sentido, refirió que en el puerto hay un gran número de franquicias orientadas a atender a los visitantes que vienen a descansar, en una necesidad que hace 10 años no existía, cuando los hoteles no establecían la infraestructura orientada al turismo de negocios, lo que indica que aún tenemos espacio para crecer en esos dos polos de desarrollo.

Destacó que la marca de los hoteles de hoy está más orientada a satisfacer las necesidades que genera la actividad portuaria, ubicándose más cerca del área de influencia del puerto, en nuestro caso –resaltó-, los hoteles de descanso tienen bien definida su calendarización de ocupación, como es el caso de los meses de septiembre y octubre; que es cuando se aprovecha para ofertar paquetes a grupos, con mejores tarifas.

Indicó que en este caso depende de la capacidad de ofertar del empresario y de realizar su propia promoción, no se trata de gastar, sino de invertir; eso nos permite permanecer en el mercado turístico y esto no se debe a una casualidad, sino al resultado de una planeación, donde se confluyen los tres órdenes de gobierno.

“Yo tengo la responsabilidad  y el deber de generar mejores condiciones de negocios, pero no soy dueño de los establecimientos ni es mi obligación llenarlos, el motor de la economía es el empresario, yo como gobierno debo generar las políticas más apropiadas para el desarrollo positivo de esas empresas, hemos tratado de acercar esos puentes y el que demanda un servicio puede llegar, como ya lo ha hecho”, dijo el funcionario.

Ejemplificó el caso de Acapulco, cuando el año pasado tuvo que ofertar para mejorar su ocupación hotelera implementando 2X1 durante casi un mes, “esa decisión no es del gobierno, sino del propietario de como incentivar su empresa”; advirtió.

Finalmente, manifestó que ha trabajado en coordinación con los hoteleros para promover el destino, la semana pasada –dijo- “acudimos a México para hablar con representantes de una aerolínea para incrementar los arribos, ellos son el puente y un aliado comercial; conjuntamos los elementos para que el mercado responda, es allí donde la dependencia puede intervenir, pero no puede imponer una tarifa, eso ya depende de sus costos y productividad”, concluyó diciendo.

Imagen: