Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán

El puerto: Manzanillo se ha convertido en la prioridad para la mayoría de los aspirantes al Gobierno del Estado. José Ignacio Peralta Sánchez, Jorge Luis Preciado Rodríguez y Leoncio Morán Sánchez, los tres con mayor rentabilidad electoral, han escogido al puerto como eje de sus principales propuestas políticas.

Pero Manzanillo se convertirá, en las próximas semanas, en una caldera política, cuando arranquen sus respectivas campañas Francisco Zepeda González, por el PRI, y Gabriela Benavides Cobos, por el PAN, ambos candidatos a la presidencia municipal. Los dos son pesos completos de la política estatal y tendrán una de las batallas electorales más atractivas en el calendario del próximo siete de junio.

Hay que estar atentos a lo que suceda en Manzanillo en las próximas fechas, porque ahí es donde se encuentran el mayor número de votantes. Y lo más importante: Es en el puerto en donde podría definirse la batalla por la gubernatura del estado.

Iguanópolis: El municipio de Tecomán le está dando serios dolores de cabeza a los estrategas del Revolucionario Institucional. Y es que, en todos los estudios de opinión, el candidato del PAN a la alcaldía, Guadalupe García, tiene mayores intenciones de voto que el abanderado del tricolor, el diputado local y ex dirigente de los locatarios, Arturo García Arias.

Vamos por partes, en la Iguanópolis, el PRI tiene como obstáculo al sindicato de burócratas municipales que encabeza Audelino Flores, quienes de manera abierta han manifestado sus preferencias por la candidatura de “Lupillo” García. Además, el candidato tricolor no ha podido cicatrizar sus diferencias con Flavio Castillo, quien hace seis años fue candidato a la alcaldía y su proyecto fue boicoteado por García Arias.

Habrá que estar a la expectativa para ver el desarrollo de la campaña política en este municipio, a unos días del arranque el proyecto de “Lupillo” García está siendo impulsado, e incluso promovido financieramente, por un importante sector del PRI.

La experiencia nos dice que cuando el tricolor se divide, el PAN gana las contiendas.

Preocupado: Por cierto, a quien se ha visto muy preocupado es al candidato del PRI a la presidencia municipal de Minatitlán, el diputado local Manuel Palacios, quien en más de una ocasión se ha quejado ante la dirigencia formal del tricolor debido a que “no tiene el respaldo de la estructura y menos de la nomenclatura de la presidencia municipal”.

En efecto, en Minatitlán todos conocen las profundas diferencias personales y políticas que existen entre Manuel Palacios y Horacio Mancilla, quien se ha postulado, también, como candidato a la alcaldía, recibiendo el apoyo del Partido Verde Ecologista de México, que en la región dirige el diputado federal manzanillense Nabor Ochoa.

Horacio es hermano de Alejandro Mancilla, el actual presidente municipal, quien está dándole todo el respaldo para la campaña que viene. En consecuencia, al candidato del Pvem lo respaldan las huestes de ese instituto político, pero también, la mitad del PRI y la mayoría de la estructura municipal que se mueve en la órbita de su hermano.

Por ello tiene razón en quejarse Manuel Palacios. La elección del siete de junio en Minatitlán parece decidida a favor del candidato del Verde.

Advertidos: El Obispo de la Diócesis de Colima, don Marcelino Hernández, declaró a EL NOTICIERO DE COLIMA que “los curas que sean sorprendidos con mensajes proselitistas en sus homilías van a ser suspendidos”. Más claro ni el agua, el jerarca católico quiere, a unas semanas de las elecciones, hacer realidad aquella frase bíblica acreditada a Jesús de Nazaret: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

Por cierto, el fin de semana, el periódico de circulación nacional “El Universal”, publicó un amplio reportaje sobre los Obispos de México y señaló que el 45 por ciento de los prelados simpatizan con el PRI, el 24 por ciento tienen acreditada preferencia por Acción Nacional y el 13 por ciento operan a favor de los candidatos del Partido de la Revolución Democrática.

Hace bien monseñor Hernández en poner las reglas sobre la mesa. Y es que, todos lo sabemos, en Colima hay muchos sacerdotes a los que les fascinan las relaciones cercanas con los políticos.

Escoltados: Guerrero está ardiendo y por ello empiezan a surgir noticias preocupantes en torno al proceso electoral del siete de junio:

“El Instituto Nacional Electoral (INE) solicitará al Gobierno Federal que proporcione seguridad especial de la Policía Federal a los candidatos de todos los partidos a la gubernatura de Guerrero.

“Así lo dio a conocer el dirigente nacional del PRD, Carlos Navarrete, quien reveló que fue un acuerdo tomado a partir de una reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, realizada el jueves pasado.

“Explicó que se acordó que sea el INE el que haga la solicitud mañana mismo o en los próximos días y argumentó que sólo habrá protección de la Policía Federal a los candidatos a gobernador, porque ampliarlo a los que van por diputaciones locales, federales o alcaldías es muy complejo y requiere un número considerable de policías uniformados”.

Navarrete dijo que Guerrero es un foco rojo de cara a las elecciones del siete de junio y consideró inadmisible que haya quienes “por la vía de la violencia o violentando derechos”, pretendan afectar el proceso electoral.