Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán.-

Asunción: En los corrillos políticos empieza a circular con insistencia la versión de que el secretario general de Gobierno, Rogelio Rueda Sánchez, asumirá, en los próximos días, el cargo de presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, en sustitución de Francisco Anzar Herrera, quien se dice, aparecerá en la lista de aspirantes a una diputación por la vía plurinominal.

De acuerdo con los datos que se han filtrado, Francisco Anzar ya se ha estado despidiendo de sus principales colaboradores en el tricolor, a quienes les ha agradecido su lealtad y el compromiso con el que trabajaron bajo su mando. El círculo se cierra con los datos que salen de la casa de campaña de Ignacio Peralta, en donde se dice que Rueda Sánchez tiene el visto bueno para asumir la dirigencia del partido.

La alianza de Rueda y Peralta viene desde hace muchos meses. Incluso, se recuerda que Rogelio ha sido parte fundamental en los acuerdos que ha venido pactando el candidato del PRI al Gobierno del Estado con varios bloques de la sociedad civil. Por ello, su asunción al más alto cargo en el partido simboliza la rúbrica final a una alianza que inició desde el año 2012 en el puerto de Manzanillo.

Alianza: En varios municipios de la entidad se ha venido presentando un fenómeno de alto impacto político: Los militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se han estado sumando a los proyectos que encarnan los candidatos de Acción Nacional a los diferentes puestos de elección popular.

El pasado fin de semana, en Manzanillo, el regidor del Sol Azteca, René Macías Zamora, dejó en claro que “aunque el PRD tiene a sus propios candidatos, los verdaderos militantes hemos tomado la decisión de no acatar las designaciones de nuestros dirigentes y en el caso concreto de los militantes del puerto, vamos a respaldar a Gabriela Benavides, candidata del PAN, porque nos queda claro que es lo que más le conviene a Manzanillo”.

Este mismo fenómeno político se está registrando en varios municipios de la entidad, en donde los perredistas han desobedecido a su dirigencia y se están uniendo a los candidatos de otros partidos políticos. La conclusión a futuro es obvia: El PRD dejará de ser la tercera fuerza política del estado. Y esa, desde la óptica que se le quiera ver, son malas noticias para la izquierda.

Estancados: Ya pasaron dos semanas desde el arranque formal de la campaña por la gubernatura del estado. Ya se fue la sexta parte del tiempo y la mitad de los candidatos se están durmiendo en sus laureles. Hay, dicho en lenguaje llano, cuatro candidaturas que se encuentran estancadas: La de Morena, la del Partido Encuentro Social, la del Partido Humanista y la del Partido del Trabajo.

En efecto, ya se fueron dos semanas y el general Francisco Gallardo, el profesionista David Munro, el doctor Gerardo Galván Pinto y el abogado Carlos Barbazán no aparecen por ningún lado. Sus partidos se encuentran hundidos en una profunda situación financiera, pero también, los aspirantes no han tenido ninguna propuesta que sea atractiva para la mayoría de los electores.

Desde el arranque del actual proceso electoral, en este espacio comentamos que eran muchos partidos políticos los que estarían participando en la actual contienda política y ya estamos viendo las consecuencias. Ocho candidatos a la gubernatura son muchos y la mitad de ellos se encuentran estancados en sus candidaturas.

Advertencia: El secretario general del Comité Directivo Estatal del PAN, Salvador Fuentes Pedroza, lanzó una advertencia que debe ser tomada en cuenta para lo que puede suceder el siete de junio:

“Con la decisión que se está tomando dentro del partido, de invitar como candidatos externos a personajes de la sociedad civil o que provienen de otros institutos políticos, hay que tener cuidado sobre la percepción que tienen los militantes de Acción Nacional sobre esta situación”.

Tiene razón “Chava” Fuentes en sus comentario, ya que se refiere a la responsabilidad política. Hay muchos militantes de Acción Nacional que no están muy conformes con la decisión de importar candidatos.

El siete de junio sabremos qué sucedió con la estrategia del panismo de traer candidatos de otros partidos políticos. Pero por lo pronto, insistimos, hay muchos panistas legítimos que se sienten desplazados.

La maquinaria: La Unión de Estibadores y Jornaleros del Pacífico representa una de las más poderosas maquinarias electorales que tiene el Partido Revolucionario Institucional en el estado. La historia nos dice que los trabajadores del puerto han sido, desde siempre, aliados del tricolor.

En este sentido, el viernes de la semana pasada, los líderes de los diferentes sindicatos portuarios, encabezados por Cecilio Lepe Bautista y Pedro Medina Michel, se reunieron con los más de cinco mil trabajadores, a los que convocaron “para trabajar a favor de los proyectos de nuestro partido, el PRI, por lo que vamos, con todo, con nuestro candidato a la gubernatura, el amigo de los trabajadores del puerto, ‘Nacho’ Peralta”.

Sin comentarios, simplemente queda constancia de que la maquinaria electoral del PRI ya se empieza a mover.