Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán

La agenda: En los primeros 18 días de la campaña política por la gubernatura del estado, la realidad se impone: El candidato del Partido Acción Nacional, Jorge Luis Preciado Rodríguez, se está apropiando de los temas más importantes de la agenda política y mediática.

Por ejemplo, el lunes por la mañana, el panista salió a los medios de comunicación para presentar su declaración patrimonial y el día de ayer, el tema en la mayoría de los espacios fue la descalificación que los priístas hicieron de las palabras del candidato panista. Con esto se demuestra que el PRI está reaccionando un segundo después que los azules.

Es hora de que el Revolucionario Institucional defina los tiempos de su campaña política. Por eso, requiere hacer con urgencia los ajustes pertinentes.

El candidato: El diputado local Héctor Insúa está plenamente convencido de que ganará la elección del primer domingo del mes de junio y que encabezará, a partir del próximo 15 de octubre, la mejor administración municipal que se tenga registrada en la historia política de la capital del estado.

Con doctorado en Ciencias Sociales y una formación demócrata, Insúa cree tener las condiciones que se necesitan para ganar la alcaldía. Sobre todo, sus fundamentos de gobierno se centran en la posibilidad de gobernar con los mejores hombres y mujeres, los que realmente “estén convencidos de que podemos cambiar las cosas”.

Servicios públicos eficientes, la construcción de obra pública que reclama la ciudad pero, sobre todo, un manejo honesto, responsable y eficiente de los recursos públicos, “representan la oportunidad de que el municipio de Colima se consolide como una de las mejores ciudades del país”. Ahí quedan, pues, para la reflexión, las propuestas del candidato Insúa.

Incorporado: Federico Rangel Lozano recibió, de parte de José Ignacio Peralta Sánchez, el nombramiento que lo acredita como coordinador de la campaña del PRI en el distrito federal electoral número uno, que comprende los municipios de Colima, Villa de Alvarez, Coquimatlán, Cuauhtémoc, Comala e Ixtlahuacán.

Rangel Lozano fue, junto con Peralta Sánchez, finalista en la lucha por la candidatura del PRI al Gobierno del Estado. Es, en consecuencia, uno de los activos electorales más valiosos del Revolucionario Institucional. Por lo tanto, ahora ponen en sus manos la encomienda de sacar adelante la elección en los seis municipios del norte del territorio estatal.

Tras la decisión de Rangel Lozano de sumarse a la campaña, el proyecto de Peralta le ofrece la candidatura a la diputación de representación proporcional en el número uno en la lista de pluris. Por lo tanto, el alcalde de Colima con licencia será el próximo coordinador de la bancada del tricolor en el Congreso del Estado.

Descuentos: En medio de la escandalera política, el Congreso del Estado lanza un buen mensaje para los ciudadanos:

“Para discutir y en su caso aprobar dictámenes que contemplan diversos incentivos fiscales, la Comisión Permanente del Congreso del Estado convocó a sesión extraordinaria el lunes 30 de marzo a las 11:00 horas.

“En ésta, la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Fiscalización de los Recursos Públicos, pondrá a consideración del Pleno un dictamen que contempla reformas a las leyes de Hacienda de los 10 municipios.

“De aprobarse el dictamen, los contribuyentes del impuesto predial recibirán descuentos si realizan en abril el pago de la anualidad adelantada correspondiente al año 2015 y los que tengan adeudos del 2014 o anteriores, quedarán exentos del cobro de multas y recargos.

“También, la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Fiscalización de los Recursos Públicos presentará un dictamen en el que propondrá reformas a las leyes que Establecen las Cuotas y Tarifas para el Pago de Derechos por los Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de los 10 municipios”.

En pocas palabras, descuentos para todos los deudores del impuesto predial y del servicio de agua potable.

La marcha: Más de un centenar de habitantes de la comunidad de Zacualpan, en el municipio de Comala, marcharon ayer por las principales calles de la capital del estado exigiendo el retiro de las autoridades policiacas, argumentando que “los policías sólo están hostigando a las familias que viven en la zona”.

El tema de Zacualpan se volvió político. Por un lado, el Estado debe garantizar el abasto de agua a los habitantes de la zona conurbada de Colima y Villa de Alvarez, protegiendo los manantiales, y, por el otro, tiene la obligación de garantizar la paz en la zona. Para eso están los cuerpos policiacos, para que no se viole, bajo ninguna circunstancia, el Estado de Derecho.

Queda la impresión de que atrás de las manifestaciones de los habitantes de Zacualpan hay profundos intereses políticos. Por lo tanto, la conclusión y la propuesta es la misma de siempre: Nada ni nadie puede estar por encima del Estado de Derecho.