Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán.-

Judicialización I: Cada día que pasa, el tema de un conflicto post electoral ronda sobre el mapa político del estado de Colima y se generan las condiciones adecuadas para pensar que los comicios por la gubernatura podrían no definirse en el atardecer del próximo siete de junio.

El día de ayer, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en voz de su presidente, Federico Rangel Lozano, comentó que “el tema de la detención de tres brigadistas que promovían al Partido Acción Nacional (PAN) y a su candidato, Jorge Luis Preciado Rodríguez, no es un tema de carácter político, sino jurídico, porque las tres personas fueron detenidas en flagrancia, queriendo comprar el voto”.

Tienen razón los priístas: El tema del respeto a la ley no es un tema político, sino legal. En consecuencia, deben ser las autoridades responsables de la impartición de la justicia las que deben presentar las pruebas. Hay que ser claros en la observación: Nada ni nadie, de ningún partido político, pueden estar por encima de lo que marca el Estado de Derecho.

Judicialización II: Por cierto, el día de hoy estará en la capital del país el candidato del PAN a la gubernatura, Jorge Luis Preciado Rodríguez, quien se entrevistará con la procuradora general de la República (PGR), Arely Gómez, para denunciar que se violaron los derechos humanos y electorales de los tres brigadistas que fueron detenidos el pasado fin de semana.

Precisó: “Nos quieren ganar la elección a la mala, nos quieren ganar asustando a quienes están impulsando el proyecto del cambio, pero eso no lo vamos a permitir, por el contrario, queremos decirles que nos inyectan más fuerza, nos da energía y gasolina para poder sacar adelante esta elección. Vamos a dar la pelea en el ámbito de la legalidad”.

Por eso insistimos en el comentario: Existen marcadas evidencias que apuntan en el sentido de que la elección se está polarizando y lo peor, se está judicializando. Por eso, hoy no son pocos los que piensan que habrá conflictos postelectorales. Por ello la pregunta llega de manera obligada: ¿Qué tan graves son las faltas que se están viendo en este proceso electoral?

Hay que recordar que en Colima ya tenemos la amarga experiencia de que nos anularon una elección, la del año 2003.

Visitante: En medio del caos y desánimo que impera en la campaña de algunos partidos políticos, hay buenas noticias para los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

El candidato de Morena a la gubernatura, el general Francisco Gallardo, comentó que “ha quedado confirmada la presencia en Colima de nuestro líder nacional, Andrés Manuel López Obrador, quien estará con nosotros el próximo siete de mayo, vamos a tener un evento en el municipio de Tecomán y otro más en la capital del estado, en donde pensamos impulsar nuestra propuesta de cambio”.

Asimismo, dejó en claro que Morena está impulsando realmente una propuesta de cambio, añadió que en sus eventos públicos no tienen mucha gente porque no regalan despensas, láminas de asbesto o tarjetas para que les depositen recursos. “Nosotros proponemos un esquema en donde surja una nueva forma de gobierno. Y López Obrador, todos lo sabemos, es el referente de ese cambio”.

Bomba de tiempo: El tema de las pensiones es uno de los principales problemas que tenemos en el estado y en el país. Los datos que presentan las autoridades revelan que, tenemos un problema de alto impacto social en el futuro de corto plazo.

“En la actualidad, en México sólo el 35% de los trabajadores tiene garantizada una pensión, uno de los porcentajes más bajos en el continente americano, pues el promedio en la región es del 62%, reconoció el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida.

“Aunado a ello, estableció que las bajas aportaciones de los trabajadores (6.5% del salario) a los sistemas para el retiro crearán en los próximos años un cuello de botella, pues se calcula que en 2050 habrá en México 36 millones de adultos mayores.

“En México sólo se destina el 6.5% del salario del trabajador como aportación a los sistemas de ahorro para el retiro; otros países destinan proporciones como el 15%. La cobertura entre los trabajadores afiliados a un sistema de pensiones es tan sólo de un 35%”.