Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán.-

Con lupa: La elección por la gubernatura del estado es la más cerrada de la historia. Los números computados por el Instituto Electoral del Estado (IEE) nos hablan de que hemos sido testigos de una contienda en donde la mitad de los colimenses se proclamaron panistas y la otra priísta.

Los números del Programa de Resultados Electorales Preliminares (Prep) nos indican que estamos ante una elección con cierre de fotografía. De acuerdo con especialistas en temas electorales, no hay forma ni fórmula matemática en donde la elección se defina por más de un punto porcentual. Lo que significa que hoy Colima se encuentra en la víspera de un conflicto post electoral.

En efecto, en una elección en donde se vislumbra un cierre con una diferencia de margen de votos tan cerrada, lo más probable es que apenas estemos iniciando la verdadera contienda; es decir, la que se decidirá en los tribunales. Nunca como hoy, el fantasma del conflicto político se había sentido tan vigente.

El duelo: Por cierto, el día de ayer, en cadena nacional, el periodista Joaquín López-Dóriga entrevistó al mismo tiempo a José Ignacio Peralta Sánchez y Jorge Luis Preciado Rodríguez, en donde hablaron del punto en el que se encuentra la contienda y donde, por cierto, los dos candidatos se proclamaron ganadores de la elección que se realizó el pasado domingo.

Jorge Luis, al hablar sobre el resultado de la elección, dijo que las actas le dan una victoria por un margen superior a los tres mil votos, mientras que el abanderado del tricolor, José Ignacio Peralta, citó que de acuerdo con los resultados que están en su poder, gana la elección por una diferencia de más de mil 600 votos.

A propósito, ante el comunicador más famoso de México, los dos candidatos se comprometieron a verse las caras el día de hoy en el Consejo Electoral del Estado, con el objetivo de presentar las actas de las casillas que faltan por computar en el Prep.

Hay que estar atentos para ver en qué termina este duelo mediático y sobre todo, quién de los dos candidatos dice la verdad. Y es que, vaya, dicho en lenguaje llano, en este proceso electoral, verdades sólo hay una.

Diputaciones: Hablando de las diputaciones federales que estaban en disputa en la elección del pasado domingo, vaya campanazo que se dio en el segundo distrito electoral, en donde Eloísa Chavarría Barajas se impuso, con facilidad, a la ex primera dama del estado, Norma Galindo Matías.

En lo que respecta a la contienda por el primer distrito electoral, el ganador fue Enrique Rojas Orozco, quien se impuso en una cerradísima votación a la candidata del PRD, Indira Vizcaíno Silva, y al abanderado de Acción Nacional, José Manuel Moreno, quien hay que decirlo, resultó una grata sorpresa electoral.

Eloísa y Kike, si no se presentan impugnaciones, serán los representantes de Colima en la Cámara Baja del Congreso de la Unión. Por cierto, la contienda del domingo anterior marcó el fin de la época del ex gobernador Gustavo Alberto Vázquez Montes como talismán político.

Planeta azul: La elección por la gubernatura es un volado, pero en el resto de los cargos de elección popular que estaban en juego en la elección del domingo anterior, el Partido Acción Nacional prácticamente borró del mapa al Revolucionario Institucional. Nunca como el día de ayer, el tricolor había recibido una derrota tan humillante en el estado de Colima.

De acuerdo con los reportes que se tienen, el PAN obtuvo seis de las 10 presidencias municipales que estaban en disputa: Ganó en Cuauhtémoc, Coquimatlán, Villa de Alvarez, Colima, Manzanillo y Tecomán. Sólo le dejaron al PRI dos alcaldías, la de Comala e Ixtlahuacán, mientras que el Partido Verde Ecologista ganó los comicios de Armería y Minatitlán.

Pero además, el PAN ganó 11 de las 16 diputaciones locales que estaban en disputa, por lo que, sin duda, tendrá una mayoría absoluta a partir del próximo primero de octubre en el Congreso del Estado.

Si Jorge Luis Preciado gana la elección, tendrá las condiciones para impulsar las reformas políticas que reclama el Colima de nuestros días. Pero si gana Ignacio Peralta, le esperan tiempos borrascosos en sus relaciones con el Poder Legislativo.

Dos semanas: La presidenta del Instituto Electoral del Estado (IEE), Alejandra Valladares, dejó en claro que “podría ser hasta en un par de semanas cuando este organismo electoral presente los resultados de la elección para gobernador del estado. Es un proceso tardado, pues incluso, de ser necesario, se podría llegar a la medida de contar voto por voto”.

La presidenta del IEE tiene razón. Los colimenses, todos, queremos que se despejen las dudas, y de una vez por todas se defina el nombre de quién ganó la elección del domingo anterior. Pero hay tiempos y formas, por lo tanto, en dos semanas tendremos, de manera formal, el nombre del ganador de la elección del pasado domingo.

Jorge Luis Preciado o José Ignacio Peralta Sánchez. Simplemente, como dice el dicho, la moneda está en el aire.