Desde el malecón


Víctor Manuel Martínez.-

Se corre el riesgo de que el panorama post elección en nuestra entidad se ponga violento, y por lo mismo deben evitarse las imprudencias, ya que la elección para gobernador está oficialmente detenida en el IEE, al pararse el Prep al alcanzar el 93 por ciento de las casillas.

Las que restan por contar corresponden a Colima, Manzanillo, Tecomán y Villa de Alvarez, que por el error de los funcionarios de casilla de echar el acta dentro de la urna, no pueden abrirse ni contarse hasta el día de hoy.

La ventaja que saca Ignacio Peralta a Preciado Rodríguez es de 972 votos; o sea, menos de medio punto porcentual arriba. Lo que resta es esperar el resultado oficial que se dará el día de hoy y no aceptar triunfalismos ni descalificar al contrario.

No ayuda para nada a destensar el ambiente el que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, sin esperar a que haya una decisión final por parte del órgano electoral, y siendo una elección tan cerrada como ésta, la más peleada de las que se celebraron en el país en esta ocasión, haya enviado una felicitación a quien ligerísimamente aventaja en las votaciones.

Basados en los datos que ambos candidatos afirman tener, y que, desde luego, les benefician, el resultado final seguirá siendo estrechísimo, pues Peralta acepta que su información le dice que ganará por poco más de 400 votos, mientras que Preciado afirma que ganará por poco más de dos mil 500 sufragios, ambos márgenes de triunfo supuesto siendo mínimos.

Las encuestas previas a la elección, así como las de salida, quedaron hechas trizas ante la realidad, que fue muy diferente, y hoy, los ánimos están caldeados entre los seguidores de uno y otro bando.

Después que se dé el resultado final del Prep, empezarán a fluir las quejas, inconformidades, impugnaciones y presentaciones de pruebas en un largo proceso, que no se avizora nada fácil para nadie. Por todo esto, la prudencia tiene que caber en los candidatos, sus equipos de colaboradores, sus partidos políticos, la autoridad electoral y los seguidores de ambos bandos.

Al final, de ser las cosas como Peralta afirma, nos sorprenderemos al haber presenciado la manifestación del voto diferenciado en su máxima expresión, pues aunque ya sabemos que en la mayoría de los cargos en juego en la entidad el Revolucionario Institucional no fue favorecido con los sufragios, sí lo habría sido en cuanto a la gubernatura; por lo contrario, si se confirma la victoria de Preciado, veríamos que no fue suficiente el aporte del Partido Verde Ecologista y de algunos panistas que hicieron contra campaña. Pero, por lo visto, todo está lejos de decidirse.