EDITORIAL | Demasiados accidentes

Logotipo de El Noticiero de Colima | Foto: El NoticieroLogotipo de El Noticiero de Colima | Foto: El Noticiero

Ayer se registró un accidente más en la autopista Colima-Manzanillo. Afortunadamente no hubo pérdidas humanas que lamentar y tampoco lesionados, solo el susto y los elevados daños materiales para los involucrados, además de la impresión de que siguen faltando mayor control y protocolos de seguridad para evitar estos percances carreteros, que en otras ocasiones han llenado de luto a familias colimenses y de otros estados.

Esta vía, que comunica a la capital del estado con la zona costera, es fundamental para el traslado de mercancía y el comercio en general, por lo que no puede esperarse que disminuya el tráfico. Se ha propuesto la construcción de una nueva autopista que pase por Minatitlán, pero mientras no haya nada concreto deben atenderse las recomendaciones de seguridad que están pendientes en nuestro país, respecto al transporte de carga.

En el accidente de ayer estuvo involucrado un tráiler y aunque no protagonizó el incidente por sus características los vehículos de carga resultan de alto riesgo para los vehículos particulares.

El exceso de velocidad y el descuido en la seguridad de los contenedores son los factores que más ocasiones están detrás de estos accidentes en la autopista. Estas causas no deben descuidarse, la negligencia debe ser sancionada con dureza y las responsabilidades deben estar de­finidas para evitar que la impunidad dé pie a que, en vez de disminuir, los accidentes se multipliquen.

En ese sentido, es fundamental que en el puerto las autoridades competentes no cesen de realizar la revisión minuciosa del estado de la carga antes de que salga a la carretera, pero también de que los choferes estén en condiciones óptimas. Está pendiente una mayor vigilancia en este punto. Las condiciones de trabajo de los trabajadores del volante en este ramo han sido denunciadas muchas veces por el cansancio y presión acumulada que generan.

Así mismo, está pendiente la regulación y observación de la carga para que no exceda de lo debido y permitido. En los países de la región, como Canadá y Estados Unidos, están estrictamente delineados esos detalles y México debe seguir los mismos parámetros respecto al tonelaje y la magnitud de los remolques.