EDITORIAL | El impuesto predial

Logotipo de El Noticiero de Colima | Foto: El NoticieroLogotipo de El Noticiero de Colima | Foto: El Noticiero

Para los ciudadanos el tema de pago de impuestos siempre es un asunto difícil, especialmente porque somos un país con un nivel de ingreso desigual, donde son pocos son los que ganan lo suficiente para cubrir sin sufrimiento la avalancha de pagos obligatorios de cada inicio de año después de cumplir con los gastos de diciembre.

Además del refrendo vehicular, el impuesto predial representa un gasto importante en las familias mexicanas y en especial para los hogares de personas de edad avanzada, que afortunadamente cuentan con un descuento especial. Sin embargo, este impuesto no deja de ser un asunto polémico porque está sometido a un juicio de valoración que lo convierte en materia delicada.

Parte fundamental del análisis que hace sobre este tema el Tesorero de Manzanillo, Eduardo Camarena Berra, refiere que el asunto debe ser abordado por al menos cuatro entidades compuestas en principio por los diputados, las oficinas de Catastro y Tesorería así como la asamblea fiscal, compuesta por el Instituto Técnico Hacendario del Estado, como ente técnico que lleve el estudio, análisis y modificación del cálculo del impuesto.

Como profesional y experto que es, el Tesorero indica las variables mínimas, indispensables, que intervienen en el cálculo del impuesto, como son: el valor del inmueble, la tasa impositiva y una tercera variable es la actualización catastral. Sin embargo, las variables que en realidad dificultan el proceso de actualización tienen que ver más con la política y sus intereses puesto que, como mencionamos al principio, para un gran sector del electorado el predial es un tema sensible. No obstante, el mensaje implícito en el análisis de Camarena Berra es un llamado a la intervención oportuna sobre este aspecto difícil, antes de que se vuelva un asunto de por sí demasiado complicado de resolver.