Editorial: Primera emergencia nacional en el México contemporáneo

Imagen ilustrativa de coronavirus en México | Foto: EspecialImagen ilustrativa de coronavirus en México | Foto: Especial

Desde luego que en la historia de nuestro país se han registrado otras epidemias y pandemias, pero en ese entonces el diseño institucional actual no existía 

Desde 1985, hace 35 años, el Gobierno Federal no había tenido necesidad de recurrir con tanto énfasis al concepto de Emergencia nacional. Como se recordará, en aquel año se creó el Comité Nacional de Emergencias, que al año siguiente se incorporó al Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), que fue creado a raíz del terremoto que dañó considerablemente a la ciudad de México.

Aunque ese comité se ha activado por diversas contingencias en esta ocasión han sido funcionarios de mayor nivel los que han hecho la declaración. Se trata, por tanto, de una situación inédita en el presente siglo y en la historia reciente.

Por sus particularidades, es algo inusitado, distinto a las situaciones de riesgo a las que de manera reiterada está sujeto nuestro país. Huracanes, sismos, erupciones volcánicas, inundaciones, todos ellos son fenómenos naturales que se repiten con cierta frecuencia en nuestro país.

En la historia de México, desde luego, se han registrado otras epidemias y pandemias, pero en ese entonces el diseño institucional actual —desde luego—, no existía. De modo que la Emergencia nacional por el Covid-19 a raíz de una situación sanitaria es la primera que se presenta en el México moderno o contemporáneo.

Quizá por esta misma razón, por su carácter novedoso para la clase burocrática actual, en el ámbito nacional los distintos estados de la república y la federación entraron o determinaron la Emergencia en distintos momentos. Sin embargo, ahora se han acortado las ambigüedades.

Aunque ya se conocen en lo general las medidas que deben tomarse, quedará pendiente que se haga la máxima publicidad y la mayor divulgación de los detalles que implican esta Emergencia nacional.

No hay duda de que la población mexicana ha estado al pendiente de la información respecto a la contingencia por el coronavirus, pero el énfasis de comunicación sobre todo lo relacionado con esta situación debe considerase como una de las actividades esenciales en esta Emergencia.