En el estado existen 20 mil niños sin estudiar


Carlos Valdez Ramírez.-

En el estado, cerca de veinte mil niños menores de diez años no reciben educación escolar inicial debido a los bajos recursos económicos que reciben sus padres, desperdiciando de esta manera una etapa importante para el desarrollo del infante, pues sin esta formación se pueden generar condiciones para caer en problemas delictivos, de drogadicción o circunstancias que afectan a la sociedad.

Lo anterior fue expresado por David Munro González, candidato a gobernador por el Partido del Trabajo (PT), en visita de cortesía a EL NOTICIERO DE COLIMA, quien agregó que del total de los menores sin estudiar, el cincuenta por ciento se encuentran radicando en Tecomán y Armería, municipios donde la pobreza origina esta problemática.

En ese sentido, el candidato explicó que una de las circunstancias que acentúan la situación es la falta de planteles escolares de educación preescolar que cuenten con el tiempo necesario para que los padres puedan laborar y estar al pendiente  sus hijos, “ahora en la familia el papá y la mamá trabajan debido a que resulta difícil mantener el hogar con un solo ingreso, por lo que el cuidado de los hijos se vuelve complicado”, dijo.

Por ello señaló que un preescolar público, donde los niños estudian de nueve a doce de la tarde, resulta inoperante para los padres cuando tienen un horario de salida de tres o cuatro de la tarde y no disponen un familiar que les pueda apoyar en ir a pasar por sus hijos,  “ahora que estamos en campaña hemos visto como los niños se encuentran con los abuelitos o tíos, malgastando de esta manera un tiempo valioso en el que podría mejorar su desarrollo y generar habilidades en los infantes”, dijo.

De acuerdo al entrevistado, existen estudios puntuales a nivel nacional que demuestran que un gran porcentaje de los niños egresados de los Centros de Desarrollo Infantil (Cendi) del Frente Popular “Tierra y Libertad”, logran obtener estudios de licenciatura. Consiguiendo de esta manera generar un impacto en la sociedad, al no tener jóvenes que por falta de educación opten por delinquir.

Puntualizó que los Cendi son instituciones públicas de educación temprana que ofrecen servicios de cuidado y educación infantil a madres trabajadoras en zonas urbanas marginadas. En estos centros se imparten dos niveles educativos: el inicial, que va desde los cuarenta y cinco días de nacidos hasta los tres años; y el nivel Preescolar que va de los tres a seis años. Ambos niveles provienen de un  modelo educativo importado de Cuba, en que el  niño tiene la oportunidad de aprender bien y  de mejorar su parte cognitiva.

De igual forma señaló el éxito del proyecto José Martí, escuela preparatoria donde se otorga a los jóvenes la oportunidad de desarrollarse, “hay una buen parte de la sociedad que no estudia debido a que no tiene el nueve de calificación que piden ciertas escuelas. A ellos les damos la oportunidad de ingresar con nosotros, los desarrollamos y creamos un vínculo entre profesores y alumnos”, mencionó.

De esta manera David Munro se demostró satisfecho por el desarrollo educativo que  su genera partido y la labor que realizan por la sociedad.

“La primera generación realizó la evaluación para ocupar plazas en la SEP, el resultado fue que todas las alumnas quedaron entre los primeros treinta lugares. Eso demuestra que estamos haciendo las cosas bien”, dijo.

Sin embargo, mencionó que a pesar de los múltiples  esfuerzos, muchos niños aun están sin estudiar, aumentando una gran lista de espera de madres que desean que sus niños pertenezcan a los Cendi.

David Munro es un joven de 35 años de edad, originario de Jalisco, que desde muy temprana edad se trasladó con su familia a vivir a Colima desde Guadalajara por motivos de trabajo.

Lomas de Vista Hermosa es el barrio que lo vio crecer, donde vivió prácticamente hasta los 25 años. Observó el desarrollo de la avenida constitución y la Felipe Sevilla del Río cuando estas eran la parte norte de la capital.

Su etapa escolar inicial la realizó en la escuela primaria Adolfo López Mateos, una escuela muy reconocida en el ámbito del sector público. La secundaria la curso en la Enrique Corona Morfín y posteriormente en el bachillerato técnico No. 1, donde comenzó a perfilarme como técnico administrativo. Finalmente entró a la licenciatura en Administración en la Universidad de Colima.

Debido a su corta edad y a la imagen burgués que manejaron los publicitas del DF, no creí que David Munro tuviera todas las capacidades que me demostró a lo largo de esta entrevista, estableciendo un hecho, la imagen visual de su promoción publicitaria no va acorde a la inteligencia que demostró al charlar con él.