Entre el pan y el café: Indira y la alternacia



El tiempo corre y la cuenta regresiva en el reloj político avanza inexorablemente: Estamos a 18 días de que Indira Vizcaíno Silva asuma el Poder Ejecutivo de nuestra entidad, para convertirse en la segunda gobernadora en la historia política de Colima, luego que la maestra Griselda Álvarez marcó un hito, al ser la primera mujer que asumía el mando de una entidad federativa no solo en Colima, sino en la República Mexicana y en toda América Latina, lo que no es un dato menor.

Me siento muy feliz y honrado de haber participado en este proyecto político que está a punto de convertirse en realidad, en el área de Comunicación Social de la entonces candidata y hoy gobernadora electa, como parte de un espléndido equipo multidisciplinario, siempre profesional y con un común denominador: Actuando en función de la mística que como la auténtica líder que es marcó la propia Indira: Un trabajo responsable para lograr el verdadero cambio que tanto ansiamos los colimenses, es decir, concretar la Cuarta Transformación que a nivel nacional impulsa el Presidente Andrés Manuel López Obrador y que tiene como mayor exponente en la entidad a la propia Indira.

No se trata de lograr el poder persé, sino que ese poder que emanó del pueblo sea para el pueblo, que su gobernante esté siempre cerca de la gente, atendiendo las demandas más sentidas y dando solución a la problemática comunitaria, sin obras majestuosas que son pretexto para dispendio y corrupción, sino acciones puntuales que beneficien a todos los sectores sociales y productivos de nuestra Colima: Amas de casa, gente del campo y las pesquerías, magisterio, personal médico y de enfermería, los asalariados, pero fundamentalmente las clases más necesitadas y vulneradas: Niñez y juventud, mujeres, personas adultas mayores y quienes tienen alguna discapacidad.

Ser congruente con el discurso y los hechos, bajo las premisas de la honradez, honestidad, austeridad, transparencia, cuidando los recursos públicos que son del pueblo y no de las autoridades; en eso Indira Vizcaíno tiene -a pesar de su juventud- una trayectoria acreditada, merced de su experiencia en diferentes responsabilidades, tanto como presidenta municipal de Cuauhtémoc, diputada federal (dos veces), Secretaría de Desarrollo Social, coordinadora de los Programas Sociales y representante del Gobierno Federal en nuestra entidad y como próxima gobernadora de Colima.

Indira tiene todo lo que se requiere para hacer un buen gobierno: Inteligencia, capacidad, carácter y apertura al diálogo, escucha y sabe decir sí o no según sea el caso: No le da la vuelta a los problemas ni se esconde a ellos, por el contrario los afronta con entereza e integridad, no evade preguntas ni tema alguno. A todo da respuesta, siempre con argumentos sólidos. Feliz coincidencia histórica para el estado de Colima que tanto el Gobierno de la República como la próxima administración estatal, tengan comunión de objetivos y afinidad ideológica, lo que a final de cuentas nos beneficiará a todas y todos los colimenses.

Por eso, en una profunda valoración antes de iniciar las campañas, me decanté por este proyecto triunfador que al paso del tiempo y una vez realizadas las elecciones así se definió. Como colimense, confío plenamente en nuestra próxima mandataria y estoy listo para poner mi granito de arena desde donde ella -Indira Vizcaíno- lo decida. Aprecio mucho que en columnas y análisis mencionen mi nombre para alguna responsabilidad, pero eso lo sabe únicamente nuestra gobernadora electa. Yo responderé como lo he hecho siempre: Con la mayor responsabilidad, seriedad, profesionalismo, honradez y honestidad, para aportar desde el cargo o posición que ella decida. 39 años de trayectoria periodística y servicio público en Colima me respaldan.

Hoy estoy más listo que nunca para lo que se nos viene a todas y todos los colimenses a partir del cercano 1 de noviembre de 2021: No sólo cambio de gobierno, sino un absoluto cambio de régimen, con nuevas y mejores formas de hacer política, poniendo en el centro de la atención al pueblo, a la gente que nunca ha tenido voz y que ha sido invisible para los sucesivos gobiernos, lo que fue motivo para votar por la mejor opción que representó Indira. Por esas y por muchas más razones de peso, es que tras una profunda reflexión personal y familiar, fue que decidí afiliarme al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), porque quiero una mejor Colima para mi familia, para mis hijas, para mi nieta. Lo juro por Dios y la Virgen.

 

¡EXTRA, EXTRA!

 

* DAÑOS: La intensa lluvia la noche del domingo en Colima volvió a arrancar infinidad de piedras en vialidades de nuestra capital, como ocurrió en la avenida Ignacio Sandoval y uno de los puntos más evidentes de ese deslave fue -de nueva cuenta- la esquina con Manuel Payno, donde está la Prepa Tec (frente a una lavandería), donde semanas antes fue reportado por el mismo motivo, lo que indica que el trabajo realizado por el ayuntamiento capitalino no es adecuado y las consecuencias o mejor dicho las piedras, saltan a la vista. Por fortuna y eso hay que reconocerlo, el lunes al mediodía personal de la comuna hacía los arreglos al empedrado entre las huellas de rodamiento. Cuento de nunca acabar, pues.

* MIGRANTES: Si usted cree que el éxodo de miles de personas de países de Centroamérica y el Caribe, está focalizado y afecta únicamente a entidades de la frontera sur con Guatemala y Belice, o de la frontera norte con Estados Unidos, le digo que nuestra entidad no es ajena a ese problema y en cruceros de las principales avenidas gente de otras naciones, pidiendo apoyo económico para subsanar necesidades tan elementales como comer, o bien algunas de ellas con mejor suerte ya están trabajando en autobaños, por ejemplo.

* CORONAVIRUS: Como todos los días, la Secretaría de Salud actualizó las cifras oficiales de la pandemia de Covid en nuestro país y al corte de ayer lunes reportó 141 muertes a nivel nacional y 2,007 contagios, por lo que México acumula 282 mil 227 lamentables fallecimientos y un total de 3 millones 725 mil 242 contagios.

* TRADICIÓN: Es indiscutible que cada pueblo tiene su propia gastronomía que la diferencia del resto y le da un valor agregado, por lo que sin duda fue un gran acierto del ayuntamiento de Manzanillo que preside Griselda Martínez, coordinar a través de su Dirección de Turismo una antología de recetas tradicionales hechas por las familias porteñas, denominada “Encuentro de mis raíces”, que aglutina los secretos en la preparación de los más deliciosos platillos manzanillenses, basados no sólo en mariscos, sino en un amplio abanico de ingredientes. Esta edición forma parte de un proyecto para promover el turismo a través de la identidad culinaria y con esta compilación gastronómica, la administración de Griselda deja un legado culinario de quienes se dedican a la cocina tradicional.

* PRINCESAS: Ayer 11 de octubre fue el Día Internacional de la Niña y en el Congreso del Estado hubo un acto encabezado por la presidenta del Poder Legislativo, diputada Viridiana Valencia y que tuvo como invitada de honor a la gobernadora electa Indira Vizcaíno, donde pequeñas de toda la entidad participaron en un taller y posteriormente en tribuna las niñas Dulce Plascencia Rincón y Julieta Benavides Vizcaíno dirigieron un mensaje como difusoras de los derechos de las niñas y niños, pidiendo a los legisladores igualdad y ser escuchadas por los adultos. Viri Valencia, presentó una reseña de Malala, la joven activista pakistaní, que pugna por el derecho de la infancia en el planeta.

* SATISFACCIÓN: Ayer comentaba la frase de don Armando Fuentes “Catón” y su agradecimiento a sus cuatro lectores. Pues yo hoy me siento muy contento de tener un nuevo y asiduo lector, como es don Jorge Lepe, a quien saludo con respeto y aprecio por sus comentarios diarios a esta columna; me halagan sus comentarios siempre certeros y me hizo el día cuando me dijo “ya me volví adicto a tu columna”. Un abrazo con mi estima. Es un honor que nuestro trabajo informativo sea reconocido por las y los lectores.