Entre las palmeras


Eunice Flores.-

TELA DE DUDA

Las redes sociales están ejerciendo mucho poder e influencia sobre muchos porteños. Los jóvenes, que son los que manejan mejor Facebook, están prestos para hacer láminas, poner enlaces y videos del acontecer diario, de tal manera que, en cuanto suceden las cosas, a los pocos minutos suben lo que vieron, y muchas veces, a terceras personas no les gusta; casi siempre a los artistas y políticos. Sobre todo, a estos últimos, cuando son candidatos.

Lo más curioso de todo esto es que nos han dicho que no creamos casi nada de lo que se publica en las redes sociales, que porque quienes hacen esos comentarios, son personas que solamente se la pasan viendo a ver qué chismes publican, desvelándose en cosas que no tienen sentido ni provecho.

Ah, pero, cuando son los candidatos los que actualizan su estado, curiosamente lo que ellos dicen sí debemos valerlo y creer a rajatabla todo lo que ellos publican. En pocas palabras, lo de ellos sí vale, y lo de Juan Pueblo no.

Faltan tres semanas para que se lleven a cabo las elecciones en nuestro estado y municipio, y justo el siete de junio de este 2015, las redes sociales jugarán un papel muy importante en la comunicación, donde los ciudadanos posiblemente publiquen hechos que a muchos candidatos quizá no les vayan a gustar; ya saben, lo de cada tres años: Mapacherías, acarreos, compras de votos y un largo etcétera.

No dudo ni tantito que algunos candidatos den por ganada la elección antes de tiempo en las redes sociales. Es verdad que no hay que creer todo lo que vemos u oímos ahí, pero tampoco ignorarlo. Lo que tenemos que hacer es un buen juicio y colar la información, utilizar el sentido común más que todo.

Antes de las 6:00 de la tarde nadie se puede proclamar ganador, y aún después de esa hora, si el Instituto Estatal Electoral (IEE) no ha computado un alto porcentaje de las casillas, tampoco se pueden proclamar ganadores, así sean las 10:00 de la noche.

En cuanto a la ciudadanía, se debe ser responsable con las evidencias que vayan a poner, y si son verdaderas, hay que denunciarlo también a la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales. Porque si solamente se denuncia en los medios de comunicación o redes sociales, sin hacerse ante las autoridades correspondientes, esto es nada.

Carece totalmente de validez, aunque las cosas sean ciertas. Porque nosotros, como ciudadanos, no podemos aplicar ningún castigo o sanción. Y a todos los candidatos, quiero decirles que mucho de lo que publican también tenemos derecho a ponerlo en tela de duda.

Que tenga un bonito día.