Entre las palmeras


Eunice Flores.-

PERFILES PERSONALES

En las elecciones que acaban de pasar, las redes sociales jugaron un papel fundamental. En ellas nos dimos cuenta de las diversas propuestas, actividades y agenda político-electoral.

Después de las elecciones, las redes sociales siguieron su curso, informando sobre los ganadores y todas las incidencias que se desprendieron del proceso. Con la trifulca postelectoral que hay, donde todo nuestro estado está en puntos suspensivos en espera que salgan los resultados sobre quién será el próximo gobernador de Colima, son éstas también las que comunican tanto eventos -como la marcha multitudinaria que organizó el Partido Acción Nacional-, como diversas formas de pensar de cada uno de los facebookeros que tienen su cuenta.

En lo personal, tengo una donde expreso como ciudadana común lo que creo, lo que siento, lo que pienso, sin tener nada que ver con mi casa editorial, perfil en el que tengo pocos amigos a quienes considero dignos de aprecio, respetando siempre lo que ellos piensan y creen. Trato que sean homogéneos a mí en opinión, para poder tener una buena convivencia. No me considero una persona con mucha influencia en las redes sociales; sin embargo, hay quien toma lo que pongo como si cada palabra fuera una columna o artículo, cuando no es así. Y me han atacado por eso.

Creo que las personas que están en las redes sociales deben aprender a distinguir cuando una cuenta es oficial de un trabajo, de una figura pública; de las que son personales. Recuerdo que ya en una ocasión también metieron en un problema al Arq. Fernando Morán Rodríguez, porque en su cuenta personal de Facebook, ya hace algunos años, hizo un comentario sobre un desastre natural que amenazaba a Manzanillo.

Su post lo hizo a título personal, como algo que se cuenta entre amigos, pero no faltó quien lo tomó como si fuera un boletín o declaración oficial, y ya querían casi casi que lo destituyeran en ese momento. Afortunadamente, todo esto se aclaró y tuvo un final feliz.

Así como estos casos, hay otros personajes manzanillenses que han sido víctimas de malos entendidos, porque los comentarios que se ponen en una cuenta de red social personal, los ignorantes lo toman como comunicados oficiales; y si uno cierra su cuenta o elimina a algún amigo, de todos modos siguen los malos entendidos, porque inventan cualquier argumento para de todas formas atacar.

Seamos más prudentes y aprendamos a distinguir las cuentas o perfiles oficiales de los personales. Porque las redes sociales son tan poderosas que, si no se usan correctamente, pueden ser letales para la dignidad de una persona.

Que tenga un bonito día.