Héctor Insúa visiona un gobierno metropolitano


Carlos Valdez Ramírez

-Primera de dos partes-

Los presidentes municipales de Colima, Comala, Coquimatlán, Cuauhtémoc y Villa de Alvarez deben homologar su trabajo para visionar las mismas oportunidades en una zona metropolitana, con ello recuperar la inseguridad, generar las oportunidades para el desarrollo económico, así como brindar los servicios y obras públicas de calidad; sólo de esta manera se verán las soluciones transcendentes, declaró Héctor Insúa, candidato del PAN a la presidencia municipal de Colima.

En visita de cortesía a EL NOTICIERO DE COLIMA, agregó que esta visión la presentó en el marco denominado “Corredor Azul”, zona en la que se considera que los candidatos del PAN tendrán la oportunidad de administrar durante los próximos tres años.

Comentó que durante ese tiempo ve a un Colima que empezará recuperar el rumbo del orden, un municipio limpio, con jardines arreglados; sin embargo, mencionó que ningún presidente municipal resolverá solo los problemas de la ciudad, “se necesita de la participación ciudadana. Esto no va a ser de inmediato, si a los dos o tres meses la gente quiere resultados, se va a desilusionar; esto es muy importante, tengo que comenzar a corregir el rumbo y entender que hay resultados que se verán a corto plazo, otros a mediano y otros tendrán que esperar”, dijo.

En ese sentido, explicó que tiene identificados cuatro ejes para comenzar a detonar el desarrollo económico del municipio: El primero se enfocará en dotar a la zona del Centro Histórico de un atractivo que hoy no tiene, en términos gastronómicos, culturales y en prestación de servicios como cafeterías, restaurantes, teatros, en música, donde el plan consiste primeramente en intervenir en los espacios, desde el aspecto físico, para darle belleza, para remozar muchas de las fachadas que hoy son ruinas.

“He propuesto la creación de un fondo mixto de recursos públicos y privados, con un área que se dedique a la creación de proyectos con una visión estratégica y permita concretar esas inversiones para remodelar y para darle un sentido de promoción turística y comercial al centro, esto en alianza con las cámaras y prestadores de servicio”, mencionó.

Además, explicó que se tendrán que conectar todos los elementos del centro (portales, edificios públicos, teatros, librerías, museos) para darles un sentido uniforme.

Un segundo eje será enfocado en los tianguis y mercados, que den ingresos y trabajo a muchas personas, por lo que debe apostarse a que vayan más clientes y comerciantes; por ello, comentó que se comprometerá a la creación de un estacionamiento público municipal, en el que la gente deje su auto y que exista un “camioncito público” que haga el recorrido por los tianguis y mercados de la ciudad y recoja gente cada 15 ó 20 minutos, de esta manera se evitarían los cristalazos e incluso el robo de espejos o estéreos.

Otra carencia es la falta de botes de basura, por lo que se tendrá que dotar de éstos. “Si tenemos una imagen corporativa y elementos de diseño que permitan hacer los lugares más seguros y atractivos, podremos hacer que vaya más gente”, dice.

Agregó que de igual manera se apoyará a los comerciantes con carpas o lonas que les permita realizar sus actividades de manera regular a pesar de las lluvias o el sol.

El tercer eje comentó que estará enfocado en la zona rural, en donde la mayoría de la gente es de trabajo y de valores, necesitada de un apoyo para ejercer actividades como la renta de caballos, motos, cabañas, donde se pueda hacer camping o cosas en la naturaleza. “No se ocupan grandes inversiones, sólo imaginación y deseos de llevar oportunidades a nuestras zonas rurales”.

Finalmente, explicó que el cuarto eje se activará para que los pequeños comercios, tiendas, papelerías, tortillerías, sean apoyados por la administración municipal y con ello facilitar el desarrollo de las actividades económicas.

“En La Virgencita nos dijo una señora que le fueron a cobrar el permiso porque es comerciante, ella es únicamente una señora que se está ‘muriendo de hambre’, que prepara una jarra de tejuino para venderla al jardín. Fue personal del ayuntamiento y le pidió que se ponga al día en el pago de su permiso para vender una jarra de tejuino. La autoridad no debe ser un factor de hostigamiento, sino de apoyo”, mencionó.

De igual forma, explicó que se dará capacitación y asesoría para que puedan acceder a los fondos públicos y privados que les permitan ampliar sus actividades económicas. “En la medida de lo posible, hemos pensado en echar andar un programa de microcréditos para todos estos esfuerzos de madres solteras o de personas mayores a 35. Para esas personas es muy difícil encontrar empleo y ellos tienen que ser un objetivo fundamental a dónde llevar esos apoyos”.