Indígenas continúan en la pobreza


José Gilberto Ibáñez Anguiano.-

El respaldo que supuestamente otorgan a los indígenas colimenses, las autoridades del ámbito estatal y federal, no ha dado resultado ya que se sigue reflejando que son víctimas de la pobreza y la discriminación.

Lo anterior lo expresó Efraín Naranjo Cortés, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos no Gubernamentales, quien manifestó que las iniciativas de ley que son presentadas y aprobadas en el Congreso del Estado, tan sólo quedan en el papel y en ocasiones, archivadas en los cajones del escritorio, pues este sector de la población, continúa con severas carencias.

Indicó que la situación actual de los indígenas en la entidad y en todo el país, se enmarca en un contexto de pobreza, marginación y racismo que impide su integración en el desarrollo nacional y concentra a los más pobres de los pobres.

Aseveró que “todavía hay discriminación y a pesar de los avances en la Constitución, los pueblos indígenas siguen en la misma condición de pobreza; quizá tengan algunas obras de caminos y de infraestructura, pero ello no es suficiente, pues no hay un programa integral que logre reivindicarlos plenamente”.

Puntualizó que esto es importante, pero no suficiente en la realidad de su desarrollo, porque las políticas públicas no responden a los apoyos que necesitan.

Añadió que los apoyos son insuficientes y muy burocratizados, a veces con reglas de operación insalvables, “entonces tiene que haber un replanteamiento general de las políticas públicas para los pueblos indígenas”, precisó.

Sostuvo que cuando se revisan los indicadores como educación, trabajo, salud e ingreso, ese sector siempre está en desventaja, por lo que se necesita reconocer esa situación para generar las acciones legislativas y de gobierno que permitan gradualmente ir revirtiendo esa problemática.

Refirió que las niñas y niños nativos tienen desventajas muy dramáticas de vida durante su primer año, frente a los infantes de zonas urbanas que tienen cuatro veces más posibilidad de sobrevivir en ese mismo periodo.

Finalmente, Efraín Naranjo señaló que los integrantes de los pueblos indígenas siguen marginados y abandonados, por lo que “hay que trabajar muy fuerte para que realmente se les pueda integrar a lo que es el desarrollo del estado”, concluyó.