La cultura sin etiqueta llegó a los porteños


Ayer me tocó estar en un evento muy concurrido y cosa curiosa, cultural literario. Sí, se trató de la visita del afamado escritor, periodista e historiador Paco Ignacio Taibo II, quien actualmente es el director del Fondo de Cultura Económica.

El evento se hizo al aire libre, sin tanto formalismo como suele suceder en este tipo de eventos y usando el susodicho personaje un lenguaje accesible a todos los presentes. En este evento lo mismo se vendieron libros a precios muy económicos en una mesita, mientras que en otro, se regalaron dos libros por cabeza a cada uno de los presentes.

Estamos hablando de libros de primera calidad, tanto novelas, como cuentos, como relatos históricos. En el caso de los libros de Taibo, el autor los dedicó, mientras que también estampó su autógrafo en agendas, cuadernos y en cuanta superficie le acercaron. Se tomó la foto con todo el que quiso, siempre con una sonrisa.

Qué diferencia de otros eventos que en el pasado se han hecho en Manzanillo en cuanto al quehacer cultural, en que escritores mucho menos famosos que Taibo, quien es reconocido internacionalmente, se comportan fríos, distantes, elitistas y en una palabra populachera de las que el mismo Taibo suele utilizar, sangrones.

No se presentó de camisa blanca formal o de vestir y mucho menos de saco y corbata, sino con una playera como la que todos los porteños utilizamos y su pantalón de mezclilla. Siempre sonriente y dicharachero, a todos les pareció simpático, adjetivo que normalmente no caza con el tema cultural.

Estamos acostumbrados, malamente, a que la cultura es fría, distante, elitista, exclusiva, cara, formal, elegante y hay que decirlo, aburrida; nada divertida. Qué bueno que esto está cambiando por lo menos en cuanto al trabajo que Paco Ignacio está realizando. Todos se llevaron sus dos libros bajo el brazo o en la mochila, hasta los elementos del orden que resguardaban el evento.

Aquello era una romería inusual para esta clase de eventos, que llevan otra etiqueta, hay que decirlo. Verdaderamente se pudo observar cómo Paco Ignacio Taibo II está haciendo un muy buen trabajo en la encomienda que asumió al inicio de la actual administración federal.

Aunque en un inicio hubo polémica por su nombramiento, yo creo que este es un tema ya ampliamente superado. Taibo anda recorriendo el país con estos eventos que están teniendo gran éxito por donde quiera.

Por lo pronto, yo salí del evento con dos libros que se ven muy bien: “Breve historia de la guerra con los Estados Unidos”, de José C. Valadés y “La revolución de independencia”, de José Villoro.