La Panga


Mayahuel Hurtado.- 

¿Y LA ELIAS ZAMORA? Es la pregunta que ronda en toda la ciudadanía, pues al inicio se comprometieron a concluir las obras en un determinado tiempo. Pero al parecer en Manzanillo hay agendas muy flexibles, sobre todo aquellas que son relacionadas con el tema de infraestructura, pues el municipio está en el preludio del trienio más complicado en cuanto al tema del dinero, eso lo hemos ido constatando con algunos despidos y con los cierres de negocios que se quedaron prácticamente encapsulados por las obras de remodelación.

Ya veremos en un par de meses y esperemos al final del camino, que se ve apesadumbrado, se refleje una luz, para que todo vuelva a la bendita normalidad porteña.

LA GENTE lo dice en voz alta: ¡No alcanza el dinero! El tema que ronda a nivel de calle y se refleja en las bajas ventas de los comerciantes, quienes dicen que no ven avances, al contrario, califican a este 2015 como la peor racha económica de muchos años.

Basta ver las cifras de personas que hoy ya les dijeron “gracias” porque concluye una administración y ahora les tocará tronarse los dedos para ver ¿cómo le harán para llevar dinero a casa? Pues de aquí a que se regularice el tema de los dineros, será complicado.

A diario vemos en las calles a hombres y mujeres que son cabeza de hogar, salir con sus carpetas en busca de empleo, porque se vienen las vacaciones, pero todo ese tiempo se paga luz, agua, teléfono, la familia se alimenta, viste y calza.

Además, si consideramos que está al doblar la esquina el inicio del próximo ciclo escolar, los padres de familia se ven presurosos buscando empleo, o los que lo tienen, buscan trabajar “extra” para tener un ahorro y hacer frente a los gastos de agosto. Por eso, si usted tiene empleo, valórelo y cuídelo, y trate de dar el consejo a sus familiares y amigos. Pues el tema de los años venideros será en definitiva la generación de empleos que permitan que los jefes de familia lleven lo necesario a los suyos.

SE AVECINAN vacaciones, esperemos que Televisa deje que lleguen turistas, pues al parecer ya se le hizo costumbre generar notas de playas contaminadas, mal tiempo u otras situaciones para ahuyentar al turismo que viene a disfrutar de las playas de Tecomán, Armería y Manzanillo, así como de los atractivos turísticos que ofrecen Colima, Villa de Alvarez y Comala.

Hay que recordarles a quienes tienen aposentados sus intereses en Acapulco, que la gente del centro de la República, de unos años a la fecha, se ha preocupado por conocer destinos de playa distintos a los que ofrece Guerrero. Y como decía mi abuela: “Para todos sale el Sol”, así que habrá que pedirle a nuestra gente que se dedica a la actividad turística que se prepare lo mejor posible, para que quienes nos visiten nos recomienden y poco a poco, nos consolidemos como un destino frecuente y demos la vuelta a la historia del destino de temporada.

 

ALUMNOS DE BAJO promedio adelantan vacaciones. Uno lo lee y resulta curioso, pero es la realidad, quienes encabezan las listas de bajos promedios se están ausentando en los planteles escolares y es que la verdad los docentes hacen un gran esfuerzo para cumplir con los lineamientos y los acuerdos para la evaluación que exige la Reforma Educativa, en donde se tiene que “regularizar” a los alumnos con promedios de seis a 6.9 y con mayor razón, a los alumnos que no fueron promovidos; es decir, que reprobaron algunas asignaturas en secundaria o bachillerato.

Pero tal parece que los que obtuvieron promedios superiores al 7.5 acuden todos los días con la intención de mejorar, de igual forma lo hacen los alumnos con promedios de nueve a 10; pues consideran que repasar temas es algo que les va a servir para la evaluación diagnóstica que se prevé para el próximo ciclo escolar 2015-2016 y que se realiza en las primeras semanas de clases.

Los maestros, por más deseos que tengan de que sus alumnos se preparen mejor, se ven ahora limitados debido a un gran ausentismo de aquellos a los que no les fue tan bien en las calificaciones y es que aunque se quiera, los maestros no pueden ir a traerlos de casa para que acudan a cumplir con su obligación de estudiar y mejorar. Es por ello que hago un atento llamado a los padres de familia, que son los primeros que dicen ¡para qué vas a la escuela, ya se acabó el ciclo!

Están totalmente equivocados, pues hay miles de maestros en los diversos niveles educativos haciendo grandes esfuerzos para que egresen lo mejor preparados posibles. Esperemos que los papás ayuden a los maestros en esta tarea educativa, pues definitivamente, en equipo se obtienen mejores resultados.

Por cierto, gracias Tláloc por la frescura que nos regalaste a los porteños la tarde de ayer.