Legislatura de la paridad le quedó debiendo a mujeres


Diputada Adriana Dávila:


A unos días de que concluya la Legislatura de la paridad de género, debo decirlo con tristeza, le quedamos a deber a los ciudadanos, pero sobre todo a las mujeres, yo sé que este sentir quizás no lo compartan todas mis compañeras; pero aunque tengamos todo lo bueno que hicimos en leyes, los resultados están a la vista: más mujeres pobres, más mujeres sufren violencia, más mujeres muertas, más mujeres víctimas de trata”.

Señaló en exclusiva a El Noticiero, la diputada federal del PAN por Tlaxcala, Adriana Dávila, en su más reciente visita a Colima, donde lamentó que, en general, a pesar de ser mayoría en esta legislatura que casi termina: “no fuimos capaces de entender que la llegada a los cargos tiene que ser la diferencia y que tienes que enfrentarte incluso dentro de tu propio partido, dentro de tu propia bancada”.

Dijo que: “si nosotros no somos capaces de dar esas luchas dentro de nuestros partidos, no seremos capaces de atender las necesidades de esas mujeres que están esperando afuera que nuestra llegada a los cargos haga la diferencia”.

Dávila Fernández aclaró que no hay ninguna ley que cambie la conducta humana, por eso hoy, a pesar de que tenemos todas las leyes que tenemos, seguimos teniendo aumento en la explotación sexual, o en la explotación de trabajos forzados, niñas y niños que son maltratados y explotados por el crimen organizado.

Explicó que, como legislatura, no se ha logrado entender que la aplicación de la ley debe tener una política pública eficiente, que involucre los esfuerzos del ejecutivo federal, estatal y municipal, que tienen que atender estos temas, que pocas gentes quieren hacerlo, porque los dolores de esas personas te afectan, y los haces tuyos y claro que es cansado; pero tiene que hacerse.

Afirmó la diputada federal: “creo en los principios de Acción Nacional, en que la dignidad de la persona no pierde vigencia, porque es un principio básico, el principio de Subsidiariedad, de enseñar a pescar y no dar el pescado, la comparto completamente, porque es mi historia de vida, la de mi madre, que jamás dependió de un programa social para salir adelante, no era algo que ella esperaba para nosotros, ella quería que saliéramos adelante, pero no con la dádiva, sino que hubiera las condiciones para que todos tuviéramos las mismas oportunidades, un piso parejo, la desigualdad, decía mi madre, se combate con empleo, con trabajo, con condiciones y nadie va a venir a darte lo que no eres capaz de generar”.

Para finalizar, Adriana Dávila destacó que uno de los temas más sensibles que le ha tocado abordar es el de la trata de personas, tema en el que aún hay mucho por hacer.