Los infartos matan cada año a 50 mil personas


Cada año, cerca de 50 mil personas mueren producto de un infarto en el país. Y es que al menos la mitad de las personas que sufren un infarto llegan tarde a una institución para ser atendidos.

De acuerdo con los expertos, demoran más de 12 horas cuando el promedio de la OCDE es de cuatro.

“Lo ideal es llegar a la clínica en menos tiempo, de tal manera que seis horas es bastante bueno, pero tres horas es todavía mejor; aquí el tiempo es salud, el tiempo es vida”, dijo el director del Instituto Nacional de Cardiología, Marco Antonio Martínez Ríos.

El problema es la falta de información sobre los primeros síntomas del infarto agudo al miocardio, así como de la capacitación de los médicos para poder detectarlo.

Hoy en el país hay 0.4 cardiólogos certificados por cada 10 mil habitantes, cuando lo recomendado es que exista 1 por cada 10 mil

En este contexto, el doctor Marco Antonio Martínez Ríos destacó que en la primera causa de muerte, no sólo en México, sino  en el mundo,  continúan siendo los padecimientos cardiovasculares.

“Todo está mezclado con la diabetes, con la hipertensión, con los factores de riesgo, la obesidad”, indicó.

Juan Verdejo, director médico del instituto, explicó que si bien la mortalidad en la institución por infarto agudo al miocardio es de 7 por ciento, en el país llega a 23 por ciento debido a que aunque se han desarrollado toda una serie de técnicas para tratarlo, el poderlas implantar a escala nacional no ha sido posible

“Hay hospitales que todavía tienen una serie de carencias tanto desde el punto de vista de recursos humanos como tecnológicos para poder implementar todas estas tecnologías”, expuso.

Los especialistas detallaron que en el Distrito Federal se han habilitado 73 centros de salud con electrocardiogramas para que todo paciente que llegue ahí pueda tener un diagnóstico a través de la  telemedicina.

“Ya se le re transmite cuál es la posibilidad de tratamiento que puede tener este enfermo, específicamente el aplicar una sustancia que disuelva el coágulo que está causando el infarto y de esta manera ganar tiempo y sobre todo evitar la muerte del músculo para que en el transcurso de las siguientes 24, 48 horas se pueda establecer una medida mucho más definitiva”, explicó Verdejo.

Al respecto, Martínez Ríos adelantó que, en breve, en la Ciudad de México será lanzada una campaña que indique los síntomas del infarto agudo al miocardio a fin de reducir la mortalidad.

“La mayor parte de los pacientes tienen dolor en el centro del pecho que se corre a la mandíbula o se puede correr al brazo, muy intenso, que causa sudoración, que causa nausea, vómito  en algún momento y el dolor es claramente opresivo”, señaló.