Manzanillense experimentado, un afectado por embargo de camarón



El experimentado manzanillense Jesús de la Cruz Ortiz Guerra es uno de los trabajadores afectados por el embargo camaronero impuesto por los Estados Unidos, luego de que a sus 57 años de edad y con 29 años de experiencia en la empresa Pescamar, quedó desempleado por la baja de la actividad pesquera en Mazatlán, Sinaloa.

Ortiz Guerra es licenciado en Administración de Recursos Marinos y tiene una maestría en Tecnología Marina se desempeñaba como administrador en tiempos de veda y jefe de flota durante la zafra pero fue despedido. La empresa argumentó que la actividad ya no daba para más con tantos trabajadores y barcos.

El porteño, que durante décadas venía a Manzanillo para visitar a familiares, esposa e hijos cada vez que podía ahora se ha regresado a su lugar de origen, donde busca restablecerse en la actividad productiva.

Entrevistado por Juan Carlos Ramírez, periodista de El Sol de Mazatlán, el manzanillense Jesús de la Cruz considera que en el puerto de Manzanillo la situación está igual o peor que en Sinaloa, y una de sus opciones sería entrar a trabajar a la empresa atunera Marindustrias, pero debido a su edad teme que no le den oportunidad. Él es originario de Manzanillo, Colima, pero por necesidad tuvo que emigrar a Mazatlán en el año1991, cuando la empresa para la que trabajaba de nombre Pescamar se trasladó con su flota camaronera a este puerto para operar desde aquí.