Menores pagan multas con trabajo comunitario


Varios menores de edad fueron puestos a trabajar en el vivero municipal como sanción por haber sido encontrados en una fiesta ilegal. Se trata de las primeras sanciones de este tipo en la ciudad, cuando no procede multa ni arresto pero sí medidas correctivas, indicó el comisionado de Seguridad Pública, Alejandro González Cussi.

Explicó en entrevista con El Noticiero de Colima que el nuevo sistema de seguridad del ayuntamiento de Colima ha sido muy bien recibido por la ciudadanía, “es muy importante que la sociedad civil se apropie de estos modelos para que duren con el tiempo y poner las bases para que Colima siga siendo una ciudad tranquila”.

Mencionó que con este nuevo sistema a través de jueces cívicos, “todos los detenidos por faltas administrativas pasan a audiencias públicas videograbadas”.

“Desde hace dos meses, de manera permanente, llevamos estas audiencias con todos los que entran al Centro de Detención Municipal por faltas administrativas; ellos pasan por audiencia pública, donde el juez cívico valora la conducta del infractor y pone las sanciones correspondientes para resolver de fondo”.

Destacó que diariamente tienen alrededor de 20 audiencias públicas de orden público, trabajando en salas provisionales, pero ya se están construyendo dos nuevas salas de juicio oral en los terrenos del Complejo Municipal de Tránsito y Vialidad.

En lo que corresponde a sanciones de tránsito mencionó que también cualquier infractor tendrá que pasar a audiencia con el juez cívico, “esto irá entrando en funcionamiento gradualmente y así también nos daremos cuenta de las bondades de este modelo”.

A pregunta expresa comentó que este modelo de seguridad no pretende ser recaudatorio de sanciones económicas, sino que también contempla trabajo de la comunidad y formar ciudadanía, “ya que a medida que los infractores se sientan parte de una comunidad se hacen cargo de las consecuencias de sus actos”.

Respecto a la reacción de los padres de familia por la sanción a sus hijos mediante trabajo en el vivero municipal dijo: “Es muy grato darse cuenta de esto porque están contentos los padres y reconocen que deben tener mayor cuidado de no dejarlos vulnerables y expuestos, y en la medida que damos a conocer esto a los jóvenes logramos un cambio de actitud que nos permite, desde el origen y a partir de una visión no solamente policial sino en un espectro más amplio, aplicar la cultura de la legalidad”.

Agregó que en próximos meses abrirán convocatoria para contratar más jueces cívicos, pues esperan terminar el año con tres jueces más.