Modificarán mapa de riesgos por eventos del volcán


Karla Gabriela Gómez Torres.-

En un comunicado conjunto del Gobierno del Estado, Secretaría de Gobernación y Protección Civil Nacional, el gobernador del estado Mario Anguiano Moreno y el coordinador nacional de Protección Civil del Gobierno de la República, Luis Felipe Puente  Espinosa, informaron que ante la actividad del Volcán de Fuego de Colima los habitantes de las comunidades afectadas retornaron a su vida cotidiana, pero las autoridades estatales y federales continúan en alerta permanente.

En la Sala “A” del Complejo Administrativo, en donde se llevó a cabo una reunión del Sistema de Protección Civil, Luis Felipe Puente reconoció el esfuerzo, desempeño, coordinación y liderazgo del gobernador Mario Anguiano Moreno durante el proceso eruptivo del coloso, por lo que propuso crear con dicho protocolo el Plan de Colima para que la entidad sea la primera en sumarse  al Plan MX, que dará a conocer el presidente de la República, Enrique Peña Nieto el próximo 19 de septiembre de este año.

“Sin haberlo diseñado, ha iniciado el protocolo de un plan específico”, dijo y agregó que con este protocolo el gobernador Mario Anguiano dejará una herencia del trabajo que se ha desarrollado ante esta contingencia volcánica, el cual se activará en el momento que sea necesario para atender a la población; “la esencia de la protección civil es salvaguardar la vida humana como ocurrió en Colima”, señaló Puente Espinosa.

Mencionó que se integrarán al Plan MX los planes estatales para que todos los mexicanos comprendan la importancia que tiene el trabajo permanente y efectivo de todos a favor de cuidar la vida y los bienes de los mexicanos.

Tras el informe de acciones de las dependencias estatales y federales ante la actividad del Volcán de Colima, el coordinador nacional de PC informó que  Estados Unidos donó cuatro sensores o sismógrafos para monitorear la actividad del volcán, con lo que se reponen los dos equipos dañados por los flujos piroclásticos en la barranca Montegrande.

En este contexto, el gobernador Mario Anguiano Moreno señaló que no se justifica la declaratoria de zona de desastre para la infraestructura carretera ni para el sector rural, ya que no hubo afectaciones mayores. Sin embargo ante la acumulación de material, aproximadamente 11 millones de metros cúbicos en las barrancas y el riesgo de lahares se deben realizar obras de infraestructura hidráulica.

El mandatario señaló que se acordó incluir en el Atlas de Riesgo las modificaciones que sufrió el volcán de Colima  por la actividad eruptiva, además de que investigadores de las universidades de Colima y Jalisco compartirán sus análisis con el Cenapred para tener una mayor capacidad de reacción ante una eventualidad.

Además reiteró que las barrancas de Montegrande y San Antonio siguen siendo áreas restringidas para el turismo y que el nivel de riesgo para la población disminuye y permite, que en los rangos que están establecidos, la gente regrese a sus actividades normales, pero se mantiene el nivel de riesgo para Protección Civil.

Antes de concluir, el gobernador del estado agradeció y reconoció la participación de las personas e instituciones que brindaron su apoyo ante esta contingencia.

En tanto, el director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Carlos Miguel Valdés explicó que México es un país sísmica y volcánicamente activo y que en la entidad se tienen previstos dos escenarios posibles, que el volcán de Colima puede entrar en una nueva actividad o regresar a un periodo de inactividad como lo ha manifestado en los últimos 102 años.

En tanto, el director general para la Gestión de Riesgos, José María Tapia Franco ratificó el respaldo del gobierno de la República para brindar el apoyo a los colimenses, además de señalar que en el  inicio de la contingencia, personal del Fonden y el director general de Protección Civil Nacional, Ricardo de la Cruz Musalem, se trasladaron a Colima para hacer un diagnóstico para emitir una declaratoria de emergencia por erupción volcánica, la cual es la primera en la historia del sistema nacional de Protección Civil  que se declara por este tipo de contingencia.

Informó que este día se autorizó una segunda ministración de los insumos del Fonden, como son despensas, agua, pañales, mascarillas y kits de aseo para atender a la población en situación de riesgo y que se han tomado las previsiones con las delegaciones federales y dependencias estatales para hacer frente ante una posible eventualidad del Volcán de Fuego.