Niños sacrifican a mascotas dándoselas a los cocodrilos

Imagen ilustrativa - Cocodrilo | Foto: EspecialImagen ilustrativa - Cocodrilo | Foto: Especial

Delito citado en la Ley Estatal de Protección Animal; sanciones podrán ser aplicadas a los padres

Más de una veintena de cocodrilos de gran tamaño que se encuentran en un cuerpo lagunar en la comunidad de El Colomo, son alimentados con perros y gatos que son arrojados por menores de edad de la localidad, mismos que ya están detectados por el personal de la Semarnat y quienes van a proceder por la vía legal, ya que este hecho representa un delito citado en la Ley Estatal de Protección Animal; las sanciones podrán ser aplicadas a los padres de estos menores infractores.

Lo anterior fue revelado por la diputada local Martha Meza, quien el pasado viernes, acompañada del legislador Fernando Escamilla y el personal de la Profepa y Semarnat, hicieron un recorrido físico después de haber recibido la denuncia.

Señalaron que al llegar al lugar “pudimos ver que había no menos de 20 cocodrilos de tamaño bastante considerable, estaban en el agua y cuando nos vieron empezaron a venir hacia el punto donde estábamos, creían que les llevábamos comida y es que allí algunos niños y jóvenes llegan con gatos y perros que encuentran en las calles y se los avientan; de hecho, pudimos ver a un perrito que estaba en una bolsa que iba a ser aventado para que lo devoraran”.

La diputada señaló que “es un delito flagrante el que se está cometiendo y el motivo de llevar a las autoridades competentes en la materia es para que se inicie el curso de la investigación y se apliquen las sanciones que la ley de protección animal marca, pero lo más preocupante es que quien nos dio la denuncia nos comenta que ahí llegan niños desde los 8 años en adelante, desafortunadamente a esa edad ellos no miden el peligro que corren, ya que si por algún motivo alguno de estos niños resbala y cae al agua, también puede ser devorado por estos cocodrilos, quienes no distinguen si se trata de un niño o de un animal, ellos están acostumbrados a comer todo lo que cae al agua”.

Por lo anterior, dijo que se estará actuando en consecuencia, y advirtió que varios de los niños y los jóvenes ya están plenamente identificados, ya que de manera recurrente hacen esa práctica, por lo que  se iniciará el procedimiento legal en contra de quien resulte responsable, asimismo, señaló a los padres de familia de estos menores como corresponsables por la omisión de cuidado hacia sus hijos y a quienes también se les podrán fincar responsabilidades que van desde severas multas y hasta la privación de la libertad.