Niños son maltratados y humillados en sus hogares

El acceso a la información que tienen los niños debe de ser supervisada por los padres de familia | Foto: Especial

De acuerdo con la docente, hay una importante población de escolares que sufren porque reciben maltrato y humillación por quienes deberían amarlos, no les revisan los cuadernos porque piensan que esa es nuestra labor, todas esas horas que estamos con sus hijos, nosotros los cuidamos, platicamos con ellos, somos lo más cercano a un psicólogo o a un médico al que ellos pueden acceder de manera casi inmediata; podemos detectar cuando les pasa algo.

No son pocos los niños que llegan con dolor de estómago –dijo-, porque algunos pasan muchas horas sin ingerir alimento, algunos llegan con heridas, o se lesionan en el trayecto de la casa a la escuela y así los dejan en la puerta de ingreso, en ocasiones enfermos; de esto no podemos hablar mucho los maestros, porque lo pueden tomar a mal. “Un día, un niño se machucó su mano con la puerta del carro al bajarse y por las prisas los padres no se detuvieron a averiguar si hubo un daño serio o no, necesitamos que los padres de familia abran los ojos y se preocupen menos por las cosas materiales que pueden comprar con el sueldo de un buen trabajo, y que se ocupen más de las áreas emocionales de sus hijos”.

Tenemos otros casos de niños que llegan llorando, nerviosos porque los papás los durmieron muy tarde y los levantaron muy temprano; tampoco se dan cuenta que sus hijos duermen pocas horas porque se la pasan jugando por las noches en el internet, no se preocupan porque sus hijos lleguen con algo en el estómago, hay pequeños que pasan largos periodos con hambre, en las escuelas tienen un desayunador escolar, donde les sirven comida caliente a las 8:30 de la mañana, pero si los despertaron desde las 5:30 llevan ya cinco hora sin probar alimento; no es fácil que aprendan con esos horarios de alimentación y durmiendo poco; muchos padres ya no se preocupan por inyectarles valores a sus hijos, es algo que se ha ido perdiendo; abundó.