Obispo de Colima, entre los 100 que visitan al Papa

Anilú Salazar

El obispo de Colima, Marcelino Hernández, es uno de los más de 100 obispos mexicanos que realizan la visita Ad Limina al Vaticano, que inició el pasado 12 de mayo y concluirá el último día del presente mes.

Ahí, el Papa Francisco les enfatizó a los ministros mexicanos que le preocupa la violencia, el narcotráfico y la pobreza que se vive en México, por lo que recomendó intensificar la pastoral de la familia, de modo que, “frente a la cultura deshumanizadora de la muerte se convierta en promotora de la cultura de respeto a la vida en todas sus faces, desde su concepción hasta su ocaso natural”.

“En la actualidad la múltiples violencias que afligen a la sociedad mexicana, particularmente a los jóvenes, constituyen un renovado llamamiento a promover este espíritu de concordia a través de la cultura del encuentro, del diálogo y la paz”.

El Papa les afirmó que en este contexto, la tarea de los fieles laicos es insustituible, por lo que pidió promover la formación y capacitación permanente de los sacerdotes, así como el encuentro personal con ellos, “sus primeros y más preciosos colaboradores para llevar a Dios a los hombres y los hombres a Dios”.

Los exhortó a sostener y a acompañar a los consagrados y consagradas, y a cuidar la promoción, selección y formación de las vocaciones al sacerdocio.